Demetrio Gómez Planche recibe el título de 'Hijo Predilecto' de Salamanca

Actualizado 08/06/2007 22:35:11 CET

SALAMANCA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Salamanca rindió un homenaje a Demetrio Gómez Planche con la concesión del título de 'Hijo Predilecto', máxima distinción que, según recordó el juez instructor del expediente, Julio López Revuelta, sólo la han recibido en casi medio siglo cinco personas -los ex alcaldes Pablo Beltrán de Heredia y Fernando Fernández de Trocóniz, José Manuel González Ubierna, pintor que retrató la Salamanca de principios de siglo, Esteban Madruga, decano de la Facultad de Derecho, y Eugenio Cuello, catedrático de la Universidad de Madrid-.

En este acto celebrado en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca, el alcalde en funciones, Julián Lanzarote, destacó la "generosa donación a la ciudad de Salamanca de una colección tan singular y única que permitió en septiembre de 2002 que los Reyes de España inauguraran el Museo de la Historia de la Automoción", según el comunicado recibido por Europa Press.

Desde entonces, hace ahora ya casi cinco años, la colección de Demetrio Gómez Planche permite reconstruir la historia de la automoción a través de la exposición permanente que repasa sus cinco grandes hitos. Desde la Prehistoria, que comprende todos los intentos de mecanización anteriores a 1770, año en el que aparece el primer automóvil a vapor, a la Protohistoria (todos los intentos de automoción de prototipos, modelos únicos y pautas de evolución entre 1770 y 1900), Alta Transición (el periodo más creativo en el que desde 1900 a 1935 se consuma la evolución del automóvil), Baja Transición (época en la que se depuran de 1935 a 1950 los logros de periodo anterior) y la Evolución de la Configuración Integrada (desde 1950 a la actualidad reconstruyendo la evolución del automóvil regida tanto por la integración de todos sus elementos en un volumen único por la optimización de las líneas aerodinámicas y la habitabilidad).

Al margen de sus pasión por el mundo del motor y del automóvil, Julián Lanzarote subrayó también su labor como aparejador. Así pues, señaló que "de su maestría se beneficiaron monumentos tan singulares y valiosos como el patio interior del Convento de las Dueñas, la Casa de las Muertes, la Iglesia de la Vera Cruz, el Palacio de Anaya, las cubiertas y pabellón sur del convento de San Esteban, la ampliación del Museo Provincial, las murallas de Ciudad Rodrigo, el torreón del Palacio Ducal de Béjar, la iglesia de San Martín o el Claustro de la Universidad Pontificia.

"Su Ayuntamiento y la ciudad que le vio nacer no podían demorar más este homenaje sentido. Este reconocimiento obligado con la concesión de un título a su altura", añadió Julián Lanzarote, quien terminó su discurso preguntando qué es un Hijo Predilecto y respondiendo que "Alguien como Demetrio Gómez Planche. Alguien que, además de rehabilitar gran parte del patrimonio artístico que atesora esta capital y provincia, ha sabido convertir su pasión en un bien común multiplicando el propio patrimonio de la ciudad de Salamanca". "Alguien que se distingue por un cariño especial a los suyos y a su ciudad. Alguien que acumula tantos kilómetros como premios y homenajes por toda una vida dedicada a los demás", concluyó.