Actualizado 23/09/2015 14:37 CET

Detenidas cuatro personas en Tordesillas (Valladolid) que robaron 14 buzones bancarios en cinco provincias

Algunas de las herramientas utilizadas por los detenidos
EUROPA PRESS

El botín podría acumular unos 100.000 euros, mientras que también sustrajeron siete vehículos "de alta gama"

VALLADOLID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas que formaban un grupo organizado al que se imputan por el momento 14 robos cometidos en los buzones de ingreso en efectivo situados en entidades bancarias de las provincias de Cantabria, Salamanca, Valladolid, Zamora y Zaragoza; después de que fueran sorprendidos 'in fraganti' cuando se disponían a repetir esta acción delictiva en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, el subdelegado en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, el general de Zona de la Guardia Civil, José Manuel Díez Cubelos; y el teniente coronel del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, Juan Miguel Recio; y el Jefe de Operaciones Roberto Ferrero han dado a conocer los datos de esta operación, denominada 'Banderilla' por la similitud con este elemento taurino de las herramientas artesanales que utilizaban para alcanzar los sobres de billetes.

Las primeras informaciones sobre los hechos delictivos por los que se ha detenido a este grupo, que podría haber acumulado un botín de 100.000 euros, se iniciaron el pasado mes de julio, cuando se produjeron dos robos en la provincia de Salamanca, debido al intercambio de información con distintas empresas de seguridad privada dentro del 'Plan Coopera' entra la Guardia Civil y dichas empresas.

Posteriormente, el grupo realizó otros doce hechos delictivos similares en Cantabria (tres), Zaragoza (tres), Zamora (uno) y en las localidades vallisoletanas de Tudela de Duero, Boecillo, Cigales y Tordesillas, así como en el polígono de San Cristóbal de la capital. Asimismo, se les imputa un total de siete sustracciones de vehículos de "alta gama" que utilizaban para desplazarse hasta la entidad elegida y para huir de la zona.

MODUS OPERANDI

Los detenidos, que como ha explicado Díez Cubelos no realizaban un estudio de la entidad bancaria, para evitar levantar sospechas, elegían oficinas cuyos alrededores permitieran una mejor "vía de escape" y, previamente, sustraían un vehículo de alta gama que les garantizara potencia para huir con rapidez.

Una vez llegados al lugar y ocultos por ropas como verdugos y gorras
de colores oscuros forzaban con diversas herramientas los buzones de ingreso en efectivo de las entidades bancarias, utilizados principalmente por comerciantes y hosteleros para depositar ingresos a última hora de la noche o durante los fines de semanas, y una vez abierto extraían el dinero allí depositado.

Para ello, violentaban el buzón con palancas de uña y diversas herramientas y dejaban espacio suficiente para introducir por la ranura unas piezas de metal fabricadas artesanalmente a las que se ha dado el nombre de 'banderillas', ya que finalizan en punta por un extremo y con ellas podían pinchar los sobres de dinero para sacarlos del depósito.

Tras huir del lugar, más tarde abandonaban los vehículos para evitar ser identificados e, incluso, los quemaban en alguna ocasión. De hecho, se colabora con la Policía Nacional para determinar si el incendio de varios camiones ocurrido el pasado día 13 en un polígono situado en Zamora pudiera tener relación con el robo cometido en una oficina bancaria del barrio de San José Obrero.

Como ha explicado el jefe de Operaciones, la investigación más intensa comenzó este mes de septiembre cuando tras recopilar información procedente de empresas de seguridad que trabajaban en las entidades bancarias, dentro de los mecanismos del Plan Coopera, se pudo establecer conexiones entre los hechos delictivos similares.

IDENTIFICADO UN "DELINCUENTE HABITUAL"

Además, en las grabaciones de cámaras de seguridad enviadas a la Benemérita, los investigadores observaron que uno de los implicados dejaba a la vista algunas facciones del rostro que permitieron identificarlo como G.F.S, de 34 años, vecino de Valladolid y "delincuente habitual", por lo que se comenzó a trabajar en su entorno y sus compañías.

Asimismo, la sustracción de un coche de características similares a los utilizados por este grupo llevaron a la Guardia Civil a suponer la posibilidad de la comisión de algún robo similar, por lo que se estableció un dispositivo de seguimiento del vehículo robado.

Este automóvil fue localizado en torno a las 3 de la mañana de la madrugada del pasado lunes, 21 de septiembre, en las proximidades de la localidad vallisoletanas de Tordesillas, por lo que se estableció un sistema de cierre en 'jaula' de la localidad para lograr la detención de los autores, que finalmente fueron sorprendidos 'in fraganti' en el momento en que se disponían a violentar el cajero de una sucursal bancaria de esa localidad.

Tres de los integrantes del grupo fueron detenidos cuando se encontraban en el habitáculo del cajero, mientras que un cuarto, que pudo eludir a pie el cerco de los agentes, fue finalmente interceptado a unos 500 metros de distancia. En esta persecución resultó lesionado uno de los guardias civiles, según el jefe de Operaciones.

Hasta el momento la Guardia Civil ha conseguido esclarecer 21 hechos delictivos --14 robos en entidades y siete sustracciones de vehículos-- cometidos en diversas localidades de las provincias de Valladolid, Santander, Salamanca, Zaragoza y Zamora, donde habrían conseguido un botín estimado de más de 100.000 euros.

Además se ha recuperado el vehículo utilizado para el último robo, un BMW modelo X5, que había sido sustraído el pasado día 20. También se ha incautado la Guardia Civil de dinero en efectivo, multitud de herramientas tanto convencionales como artesanales, cuatro teléfonos móviles y prendas de ropa como gorras y verdugos.

A los detenidos les constan numerosos antecedentes policiales por varios delitos contra el patrimonio, y se trata, además del ya citado G.F.S; de A.M.G, de 39 años y vecino de Villamuriel de Cerrato (Palencia); F.C.R, de 30 años Y vecino de Madrid y J.J.L, de 21 años y vecino de Zaragoza.

Los investigadores consideran que los ahora detenidos, que han pasado a disposición judicial este miércoles, eran conocidos "entre ellos" y que se reunían para llevar a cabo los hechos delictivos.

"EFICAZ GESTIÓN"

Díez Cubelos ha matizado que, si bien la Guardia Civil ha dado el grupo organizado por desarticulado, la operación continúa abierta ya que no se descarta el esclarecimiento de otros robos de similares características.

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha querido felicitar el trabajo del Cuerpo, que "se ha traducido en una eficaz gestión" que ha permitido desarticular un grupo organizado que había extendido sus hechos por "buena parte del país". Asimismo, ha destacado la colaboración de las empresas de seguridad privada a través del Plan Coopera.

Para leer más