Detenido en Valladolid por por fingir el robo con violencia de su móvil y 650 euros

Publicado 01/10/2018 14:52:05CET

VALLADOLID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un varón de 44 años, J.L.M.M, por delitos estafa y de simulación de delito, tras fingirse víctima de un robo con violencia de su móvil y de dinero en metálico con el fin de reclamar al seguro, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

El detenido formuló una denuncia el pasado día 13 de septiembre en una Comisaría de Madrid en la que relataba que, durante su estancia por motivos de trabajo en Valladolid, el pasado día 1 de septiembre, sobre las 21.15 horas, cuando se aproximaba a un cajero en la calle Santa Clara. fue abordado por la espalda por un varón que le propinó un empujón y un golpe arrebatándole 650 euros que iba a ingresar, así como un teléfono móvil.

Los investigadores recabaron del denunciante más información sobre los hechos y detectaron diversas contradicciones, entre ellas el cambio de fechas y horas en relación al momento de los hechos, no correspondencia con los testimonios de testigos, uno de ellos policía a Local de servicio, y otras señales inequívocas de estar ante una simulación de delitos.

En este caso la compañía de seguros no cubría los efectos sustraídos al ser un hurto, por lo que el denunciante transformó el hecho en un robo con violencia para así obtener la compensación económica.

Muchas personas desconocen que, el denunciar unos hechos falsos puede ser, como se informa a todo ciudadano a la hora de interponer una denuncia, constitutivo de delito, de acuerdo a los artículos 456 y siguientes del Código Penal.

El inventarse unos hechos constitutivos de un delito de robo con violencia, a partir de lo que realmente ocurrió, que fue una sustracción al descuido del teléfono en la que no hubo violencia y a la vez querer beneficiarse económicamente por la compensación de la compañía de seguros, se convierte en una simulación de delito y en este caso también un delito de estafa, ya que reclama una indemnización al seguro.

La investigación fue realizada por agentes del Grupo 3º de la Comisaría de Delicias de Valladolid.