Actualizado 17/11/2012 17:30 CET

La Diócesis de Valladolid espera recaudar unos 50.000 euros este domingo con motivo del Día de la Iglesia

Rueda de prensa sobre el Día de la Iglesia Diocesana
EUROPA PRESS

La Institución diocesana ingresó en 2011 6,5 millones de euros, de los que la mitad procedió de la asignación de la Declaración de la Renta

VALLADOLID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Diócesis de Valladolid celebrará este domingo, 18 de noviembre, el Día de la Iglesia Diocesana, en el que espera recaudar unos 50.000 euros, como en los últimos años, tal y como ha señalado el ecónomo José María Conde.

La demarcación eclesial ha realizado un llamamiento a los fieles vallisoletanos para que "un día de la Iglesia más" colaboren con sus aportaciones para "dar continuidad" en las colaboraciones dirigidas al mantenimiento de actividad de la Diócesis.

La recaudación prevista de unos 50.000 euros, como ha apuntado el ecónomo de la Diócesis, supone entre un 8 y un 10 por ciento de los ingresos por aportaciones de las parroquias que suele obtener la demarcación vallisoletana de la Iglesia. Esta cantidad global ascendió a 438.167 euros durante 2011.

El vicario general de la Diócesis, Luis Argüello, ha apuntado que el Día de la Iglesia Diocesana es una de las acciones concretas que desarrollan y que demuestran que puede conseguir sus fines gracias a que existe una "comunidad de fieles".

Durante el ejercicio 2011, la Administración Diocesana gestionó 6.466.950 euros, con un mayor volumen de ingresos procedentes de la asignación tributaria --3,2 millones de euros--, que corresponde principalmente a la campaña 'Xtantos' de asignación de un 0,7 por ciento de la declaración del Impuesto de la Renta a la Iglesia Católica.

Por otra parte, 1,6 millones de euros de ingresos proceden de la financiación, además de los ya referidos 483.000 euros de aportaciones parroquiales, los 324.128 euros de arrendamientos y 108.887 euros de colectas y donativos.

En cuanto a los gastos, las principales áreas son las aportaciones a entes de la Iglesia, con 2,6 millones de euros; junto a los gastos de personal --2,5 millones--. En menor medida figuran los gastos de servicios exteriores --655.386 euros--, cargas fundacionales --274.000 euros--, amortizaciones --127.790 euros-- y tributos --10.978 euros--.

Conde ha explicado que en los últimos años han incrementado de forma sensible los gastos para obras en templos e instalaciones de la Iglesia debido a que, por ejemplo, las restauraciones de iglesias se podían cubrir anteriormente con contribuciones de las administraciones, algo que cada vez "va a menos".

Por ello la Diócesis tiene que colaborar para hacer frente al arreglo de templos, principalmente en pueblos pequeños, donde resulta más difícil conseguir los fondos mediante colectas, como se realiza en parroquias urbanas.

Asimismo, ha apuntado que en los últimos años se ha destinado importantes partidas para la creación de centros parroquiales como el de las Delicias (500.000 euros) u otros en pueblos cercanos a Valladolid con "comunidades muy importantes" como Mojados (200.000 euros) o La Cistérniga.

Además de la Administración Diocesana, en el Arzobispado existen otras cuentas relacionadas con el conjunto de la Iglesia, como las aportaciones a las parroquias, a las congregaciones y a Cáritas. Esta organización eclesial, ha apuntado Conde, recibe sus fondos principalmente de colectas parroquiales y de otro tipo de donativos.

En este sentido, el director de Cáritas Valladolid, Jesús García Gallo, ha puntualizado que la Administración diocesana aporta a la organización, en primer lugar, infraestructuras, algo que tiene "coste cero" pero que "tiene un valor". Además, hay que sumar la liberación de personas, como él mismo, que cobran de la Diócesis pero que trabajan a tiempo completo en Cáritas.

En cuanto a recaudación de fondos, ha recordado que se obtienen unos 250.000 euros procedentes de campañas y de las colectas que se desarrollan los primeros domingos de cada mes en las parroquias. Además, muchos ingresos, ha añadido, proceden de socios gracias a "la labor de sensibilización dentro de las parroquias".

García Gallo ha matizado que en los últimos tiempos, los auditores "cada vez obligan más" a cuantificar el tiempo de los voluntarios que colaboran con Cáritas o el volumen de los donativos.

HERMANAMIENTO DE FAMILIAS

En otro ámbito, Luis Argüello ha explicado el funcionamiento de la campaña 'Hermanamiento de familias', puesta en marcha por la Diócesis de Valladolid dentro de la complicada situación causada por la crisis económica y las "consecuencias dramáticas" que esto supone para muchas familias.

Por ello, la programación diocesana para 2012-2013 propone estos hermanamientos que contribuyan a "crear cauces estables de cercanía, apoyo y solidaridad entre familias y a fomentar una conciencia viva de Pueblo" tanto desde el punto de vista de la "ayuda mutua" en la educación de los hijos o en la resolución de problemáticas y conflictos, como de forma económica.

Así, para este hermanamiento entre familias, la Diócesis propone la colaboración en la iniciación cristiana de los miembros, la preparación de novios mediante el cursillo prematrimonial a través de una pareja ya casada que sea "tutor" de los futuros marido y mujer; el trabajo con "familias en soledad", casos como enfermedades, duelos o problemas de comunicación; o el acompañamiento en casos de conflicto y reconciliación.

En otro ámbito más económico, se plantea la creación de una bolsa de ayudas para gastos esenciales como suministros de agua, gas y electricidad, pago de cuotas de la hipoteca, o becas de educación; 'hermanamiento anónimo' para la colaboración directa con una familia en concreto y el impulso de la empresa de Inserción Laboral Arco Iris Prolava.