Publicado 21/04/2015 19:24:36 +02:00CET

Diputación promociona "un mundo de oportunidades" para el turismo, la gastronomía y la naturaleza de Soria

Presentación de la oferta turística de Soria
DIPUTACIÓN DE SORIA

VALLADOLID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Soria ha presentado este martes en Valladolid su oferta turística, en la que promociona "un mundo de oportunidades" para el turismo, la gastronomía y la naturaleza de la provincia.

Éstos son los tres pilares sobre los que se asienta una campaña de promoción que lleva por lema 'Soria, ni te la imaginas', la cual ha presentado el presidente de la Institución provincial, Antonio Pardo, y ha contado con la presencia del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

Pardo ha apostado por comercializar y vender un producto que supone el diez por ciento del PIB de Soria y que ya ha sido presentado en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia y Logroño.

"Se trata de vender la frescura soriana, las brisas sorianas", ha asegurado Pardo, quien ha reconocido la necesidad de "salir a vender y comercializar" una oferta que ofrece "naturaleza, medio ambiente, gastronomía y patrimonio cultural".

El presidente de la Diputación se ha referido a algunas "de las riquezas" de la provincia soriana como la Ruta del Cid, que recorre ocho provincias; la ruta de los dinosaurios, las 600.000 hectáreas de pinares y montes; la producción de trufa, las más de 300 manifestaciones del románico, o el GR 86, tras lo que ha aseverado que Soria "es un intenso paisaje y un escenario natural de posibilidades".

Por su parte, Juan Vicente Herrera ha asegurado que Soria es "tierra de naturaleza en estado puro que se transforma en productos de gran calidad" y ha precisado que hay motivos para estar "orgullosos" de todo lo que la provincia ofrece.

En su presentación, la Diputación de Soria ha ensalzado su "paisaje heterogéneo" que abarca desde montes, sierras y valles hasta pastizales de verano y viñedos cercanos a la Ribera del Duero, con bosques y riachuelos, parajes solitarios y espacios naturales protegidos donde se conservan "las más variadas" especies vegetales y animales.

Se trata, según ha destacado la Diputación, de un total de 10.306 kilómetros cuadrados de diversidad paisajística que se extienden ante los viajeros "ávidos de espectaculares panorámicas" para salpicar el territorio "de importantes ejemplos" de patrimonio histórico-artístico, cuyos orígenes se remontan a la cultura celtíbera, y una "rica gastronomía tradicional" que responde a las exigencias de "unas duras condiciones climáticas".

Para descubrirlos, existen multitud de rutas que cruzan la provincia para permitir al visitante alcanzar desde los despoblados más recónditos a las localidades más turísticas, así como surcar la diversa naturaleza soriana.

SENDERO IBÉRICO SORIANO

En este sentido, el Sendero Ibérico Soriano o GR-86, con cerca de 1.000 kilómetros de extensión, dispone de 39 etapas, seis derivaciones, seis variantes y un ramal con longitudes comprendidas entre los seis y 27 kilómetros.

Con esta ruta como guía, los visitantes podrán descubrir las comarcas de Soria, desde las Tierras de Ágreda, hasta los efectos del clima subdesértico de Soria Este, donde se encuentran, por ejemplo, un complejo mosaico de cultivos cerealistas y de cerros multicolores de yesos, arcillas y calizas.

Otras etapas permiten adentrarse en Tierras Altas y El Valle, área que mezcla huellas de dinosaurio con casas solariegas, praderas de siega, dehesas arboladas de fresnos, robles y rebollos y especies de fauna como el milano real y negro, culebrera europea y aguililla calzada.

El trazado también recorre las Tierras del Burgo de Osma, así como el Parque Natural del Cañón del Río Lobos y el Monumento Natural de La Fuentona.

Gran parte de la importancia de la vegetación soriana viene de sus bosques. Entre ellos cabe destacar el Espacio Natural del Sabinar de Calatañazor que, al pie de la villa medieval, constituye el ejemplo en su especie "más espeso del mundo" y, en su interior, los amantes de la naturaleza darán con ejemplares que llegan incluso a los 14 metros de altura y cinco de perímetro.