Fernando Rey, preocupado por la "falta de diálogo previo" del Gobierno para una Conferencia Sectorial "chapucera"

Publicado 30/07/2018 12:47:38CET

VALLADOLID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, se ha mostrado preocupado por la "falta de diálogo previo" por parte del Ministerio de Educación y Formación Profesional de cara a la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación que se celebra este lunes y cuya convocatoria ha calificado de "chapucera".

A su entrada a la reunión, Rey ha subrayado que se trata de una Conferencia Sectorial "atípica" que se ha convocado "con graves fallos desde el punto de vista formal", puesto que "no se han cumplido los días" que habitualmente se dejan entre la convocatoria y su celebración y tampoco se ha realizado, con carácter precio, la reunión de la Comisión General preparatoria, a la que acuden los directores generales.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el consejero ha recordado que son esos encuentros los que permiten a las comunidades autónomas "saber de qué se va a hablar", de modo que en esta ocasión acuden "un tanto a ciegas".

Asimismo, ha tachado de "escenario de vuelta atrás" el planteamiento del Gobierno respecto al pacto educativo tras "más de dos años con una comisión en el Congreso y otra en el Senado". "Ahora la ministra saca temas nuevos", ha criticado Fernando Rey, quien ha situado la cuestión en el "turnismo político".

"Aquí llego yo, se va a hacer lo que yo diga sin hablar entre otras, con las comunidades autónomas", ha criticado el consejero en alusión a la postura del Ministerio, al que ha recordado que las competencias en educación están atribuidas "fundamentalmente" a las comunidades, por lo que le resulta "impensable" llevar a cabo una política en materia educativa "sin hablar y negociar" con ellas y con otros actores como pueden ser los sindicatos.

Por último, ha reiterado su deseo de poder contar con más fondos para destinar a política educativa, pero vinculados a ingresos y no a "deber más", en alusión al intento del Ejecutivo de aliviar la senda de estabilidad y que fue rechazado por el Congreso de los Diputados.