Las instituciones de Salamanca firman un protocolo "pionero" de atención a enfermos mentales

Actualizado 16/10/2009 17:50:14 CET
Actualizado 16/10/2009 17:50:14 CET

Las instituciones de Salamanca firman un protocolo "pionero" de atención a enfermos mentales

SALAMANCA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de la Junta en Salamanca acogió hoy la firma del Protocolo de Atención a Personas con Enfermedad Mental, un documento "pionero" en la Comunidad Autónoma que servirá para coordinar las acciones entre todas las administraciones implicadas, especialmente en casos "críticos" y traslados, tal y como señalaron fuentes de la Administración regional.

El delegado de la Junta en Salamanca, Agustín Sánchez de Vega; el alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote; la presidenta de la Diputación provincial, Isabel Jiménez; el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga y el juez decano, Luis Sanz, suscribieron este acuerdo.

El Protocolo de Atención a Personas con Enfermedad Mental pretende servir para coordinar la actuación de todas las instituciones que intervienen con los enfermos y sus familias. A través de la firma del documento, las administraciones local, provincial, regional, nacional y justicia se comprometen a "cumplirlo y a divulgarlo".

En el texto se establecen criterios y reglas para la actuación de los profesionales, que son de "gran ayuda" en la práctica diaria de sus intervenciones y que permiten la mejora de la calidad en la atención a los pacientes con enfermedad mental.

En este sentido, la Junta indicó que la Estrategia regional de salud mental y asistencia psiquiátrica en Castilla y León propicia el desarrollo de protocolos de actuación para afrontar "los problemas de salud mental más relevantes", además de aquellos otros relacionados con la atención de urgencia ante conductas agresivas y otras emergencias psiquiátricas.

Los sucesivos planes de salud aprobados por la Junta establecen entre sus objetivos el de la coordinación entre la Administración Sanitaria y el Ministerio de Justicia. Y en la misma línea, los planes sociosanitarios de Castilla y León destacan "la importancia del desarrollo de protocolos específicos dirigidos, entre otros, a las personas con enfermedad mental grave y prolongada, en el contexto de la coordinación de las administraciones publicas".

"Prestar a los ciudadanos servicios eficaces en el tratamiento y cuidado de las enfermedades mentales es el objetivo que preside e inspira todas las páginas de este protocolo", según la información de la Delegación Territorial.

Asimismo, indicó que es "necesario" determinar criterios para orientar la actuación de los profesionales, que ayuden en la práctica diaria de sus intervenciones y que permitan mejorar la calidad en la atención, primando siempre el interés del paciente.

La Comisión de Coordinación Sociosanitaria de la Junta de Castilla y León en Salamanca se planteó estudiar las posibilidades de mejorar el proceso de atención a personas con enfermedad mental; sobre todo en lo referente a la organización del tratamiento, traslado e internamiento, a fin de que se realice con las debidas garantías jurídicas y médicas, y con la continuidad de cuidados que el proceso requiere, señaló.

Ahora, "tras meses de trabajo y tras lograr el consenso en la redacción por parte de las administraciones firmantes, se ha llegado a la firma definitiva del Protocolo. Las actuaciones que se contemplan en él están ligadas al compromiso, al impulso y a la confluencia de esfuerzos desde los diferentes ámbitos administrativos, en función de las competencias propias de cada uno", aseveró.