La Junta incorpora la vacuna tetravalente a la campaña antigripal, que arranca el día 23

Presentación de la campaña de vacunación antigripal
JCYL
Publicado 16/10/2018 13:46:55CET

   Se han adquirido 660.000 dosis, 450.000 adyuvadas y 210.000 tetravalentes que se destinan a menores de 65 años

   VALLADOLID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Castilla y León incorpora este año la vacuna tetravalente a la campaña antigripal, que se desarrollará entre el 23 de octubre y el 14 de diciembre y para la que se han adquirido 660.000 dosis.

   El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha presentado la campaña, que presenta como principal novedad, la incorporación de la vacuna tetravalente (de la que se han adquirido 450.000 dosis), con cuatro cepas gripales y cuyo propósito es cubrir todas las posibilidades de circulación del virus B de la gripe entre la población de hasta 64 años.

    Para las personas de 65 años y mayores, la vacuna recomendada sigue siendo la de tipo adyuvada con inmunogenicidad reforzada (210.000), ha explicado el consejero, quien ha concretado que en total la Consejería de Sanidad ha destinado 3.193.944 euros al suministro vacunal, de los que 2.012.400 corresponden a las adyuvadas y 1.181.544 euros a las tetravlentes, que Castilla y León incorpora, algo que sólo han hecho dos o tres comunidades.

   El objetivo es incrementar la protección frente a cualquier variante de la gripe, ha señalado Sáez Aguado, quien ha recordado que se cuenta con una "reserva" de dosis por si fuera necesario y ha incidido en que se trata de una vacuna gratuita, universal y voluntaria.

   Otros cambios recogidos en las recomendaciones de vacunación establecidas por la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud para la presente campaña se refieren a la incorporación de nuevos pacientes al grupo de riesgo sanitario, concretamente quienes padecen enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico; hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples; fístula de líquido cefalorraquídeo; enfermedad celíaca; enfermedad inflamatoria crónica y personas de cualquier edad institucionalizadas de forma crónica.

   Los pacientes con las patologías anteriormente citadas se incorporan a un grupo de riesgo sanitario que tiene recomendada la vacunación frente a la gripe y que, con carácter general, se concreta en personas adultas y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas; personas con discapacidad o déficit cognitivo; niños y adolescentes, de entre seis y 18 años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mórbida -índice de masa corporal superior a 40-; y mujeres embarazadas, en cualquier momento del embarazo.

   También tienen recomendado vacunarse las personas que residan en instituciones cerradas; trabajadores sanitarios; personas que puedan transmitir la gripe a pacientes de riesgo como empleados de centros asistenciales de mayores, trabajadores sociales de similar dedicación -atención a crónicos- y cuidadores y convivientes con personas de riesgo; así como personal de servicios esenciales para la Comunidad; trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente y personal educativo, especialmente de guarderías y de centros de Educación Infantil.

LLAMAMIENTO A PROFESIONALES

   En relación con la vacunación de los profesionales y trabajadores de la sanidad, el consejero ha señalado que, como en años anteriores, se hace especial hincapié para su vacunación, no sólo por su protección "personal" sino también por un "compromiso ético" con los pacientes , ya que pueden ser transmisores del virus.

   Para ello, la Consejería, junto a cinco organizaciones sindicales representadas en la Mesa Sectorial de la Sanidad -CSIF, CEMS, UGT, SAE y CCOO- y diez colegios profesionales sanitarios hacen un llamamiento a los profesionales y trabajadores del sector para que participen activamente en la vacunación.