Actualizado 20/07/2021 19:25 CET

León y Zamora son, por ahora, las únicas provincias en las que desciende la incidencia a 14 días

   La tasa semanal sí que baja en la mayoría de provincias, a excepción de Ávila, Palencia, Soria y Segovia

   VALLADOLID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La tasa de incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días en Castilla y León desciende, por ahora, únicamente en las provincias de León y Zamora, que acumulan varias jornadas a la baja, mientras sigue el incremento en el resto si bien a un ritmo menor que en semanas anteriores.

   Así se puede observar en el apartado de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León de la web de Datos Abiertos de la Junta, donde se indica que la tasa a 14 días continúa su incremento y alcanza los 895 casos por 100.000 habitantes; mientras que el registro a 7 días desciende ligeramente hasta los 425.

   La incidencia a 14 días reduce su ritmo de incremento, ya que desde el pasado sábado ha aumentado 23 puntos, mientras que entre el sábado 10 y el martes 13 de julio subió 121, con una intensidad casi cinco veces mayor.

   Por provincias, León y Zamora ya suman varias jornadas de descensos y sus tasas recogidas en la actualización de este martes son ya inferiores a las de hace una semana 675 frente 695 en León y 843 frente a 913 en Zamora.

   En el resto de provincias se producen incrementos, aunque en algunas de ellas la tendencia es a la estabilización, con pequeñas subidas, como Salamanca donde entre este lunes y este martes la tasa a 14 días ha crecido en tres puntos, de 698 a 701, un 0,4 por ciento; en Burgos, donde sube de 1.645 a 1.672, un 1,6 por ciento.

    La provincia burgalesa mantiene la tasa más elevada, con otro máximo de incidencia acumulada a 14 días desde que la Junta registra datos diariamente --5 de noviembre de 2020--. Le sigue Palencia, con 1.167 casos por 100.000; Soria, con 928; Zamora, con 843; Valladolid, con 808; Salamanca, con 701; León, con 675; Segovia, con 591; y Ávila, con 521.

   En la incidencia a 7 días sí que se aprecian más descensos, que son más notables en las provincias de Salamanca, que baja de 295 a 278 casos por 100.000; y de Zamora, de 346 a 328. También descienden las tasas en Burgos, de 783 a 777, en la cuarta jornada consecutiva a la baja; León, de 318 a 313 y Valladolid, de 409 a 406.

   Por el contrario, suben las tasas de Ávila, que ha pasado de 295 a 308; Palencia, de 567 a 601; Segovia, de 288 a 302; y Soria, de 507 a 528.

   En otros indicadores que recoge la web de Situación epidemiológica, continúan en nivel muy alto también la incidencia acumulada a 7 días de los mayores de 65 años, con 120 casos por 100.000 y con cinco provincias --Zamora, León, Palencia y Burgos-- por encima de 75.

   En el caso de la incidencia a 14 días en este grupo de edad su nivel de riesgo es 'alto', con 195 casos por 100.000, con Burgos (465) y Palencia (368) por encima de los 350. Además, en Zamora (169) y León (189) se superan los 150.

   En lo relativo a la ocupación hospitalaria, continúa el incremento de pacientes de COVID en las camas de planta de los hospitales de la Comunidad, que han notificado este martes 59 nuevos ingresos por esta enfermedad. Estos pacientes ocupan un 6,6 por ciento de las camas de planta de toda Castilla y León, con Burgos a la cabeza con un 12 por ciento.

   En cuanto a la presencia de pacientes de COVID-19 en camas de cuidados critícios, supera ya la tasa del 15 por ciento en el conjunto de la Comunidad (15,4 por ciento), por lo que vuelve al nivel de riesgo 3 (alto). El mayor porcentaje corresponde a Palencia, con un 45 por ciento; mientras en Burgos (31,1 por ciento) y Soria (21,4 por ciento) también ocupan más del 15 por ciento de las camas de UCI.

Contador