El páramo y la ribera del Pisuerga a través de una ruta de 93 kilómetros que difunde el patrimonio de doce municipios

Presentación de la ruta 'Senderos del Clarete'
EUROPA PRESS
Publicado 14/11/2018 13:49:14CET

Nace 'Senderos del clarete', que conecta Fuensaldaña (Valladolid) con Dueñas (Palencia)

VALLADOLID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ruta 'Senderos del clarete' conecta doce municipios entre Fuensaldaña (Valladolid) y Dueñas (Palencia) a través del páramo y la ribera del Pisuerga como forma de potenciar la zona como destino turístico de naturaleza, rural y cultural y favorecer los valores naturales, culturales, artísticos y enológicos de estos municipios acogidos a la DO Cigales.

Forman parte de la ruta, presentada este miércoles en la sede de la Diputación Provincial, los municipios vallisoletanos de Fuendalsaña, Mucientes, Cigales, Corcos del Valle, Cubillas de Santa Marta, Quintanilla de Trigueros, Trigueros del Valle, San Martín de Valvení, Valoria la Buena, Cabezón de Pisuerga y Santovenia de Pisuerga, además del palentino de Dueñas.

'Senderos del clarete' conecta con otros senderos de pequeño recorrido existentes en la zona y se pretende que en un futuro también lo haga con la ciudad de Valladolid insertándose en una ruta de vías verdes que conecten la capital provincial con el medio rural, según ha explicado la alcaldesa de Mucientes, Emilia Centeno.

Centeno ha estado acompañada en el Palacio de Pimentel por alcaldes y representantes de los otros municipios participantes, así como por la diputada provincial de Cultura, Inmaculada Toledano.

Difundir las áreas agrícolas de la zona, su flora, su fauna y sus monumentos, así como obtener y desarrollar los beneficios propios del turismo deportivo y familiar en los municipios, son algunos de los objetivos que persigue esta nueva ruta diseñada para recorrerla a pie, en bicicleta o a caballo.

Entre los paisajes que se pueden contemplar están campos cerealistas, pagos de viñedos, almendros y árboles frutales, pinares de repoblación en las laderas de los páramos y vegetación de ribera como choperas, sauces, fresnos, alisos o lamarizos.

CONSTRUCCIONES TRADICIONALES

Estos parajes están salpicados de construcciones tradicionales asociadas a la actividad agraria y ganadera como chozos de pastor, casetas de era, cortijos o palomares. También existen manchas de bosques autóctonos de encinas y robles, destacando el Monte de Dueñas, calificado como lugar de interés comunitario o LIC, las riberas del Pisuerga calificadas que poseen la forma de protección ZEPA y que ofrecen un paisaje singular con los cortados fluviales de Cabezón y San Martín de Valvení o el bosque mediterráneo en el término de Corcos del Valle.

Al valor paisajístico se une el valor ornitológico dado por la existencia de aves como vencejos, golondrinas, cernícalos, abubillas, urracas y de la flora autóctona como encinas, quejigo, tomillo, lastón, diente de león, salvia, cardo erizado, majuelos, madreselvas.

A esto se suma el valor de la fauna acuática que habita el Pisuerga y el Canal de Castilla donde se pueden observar barbos, bogas, cachos, truchas, lucios, carpas y carpines, así como cangrejo americano y cangrejo señal.

Existen a lo largo del camino árboles singulares como 'El Moral' de 300 años en la localidad de Santovenia de Pisuerga o 'el roblón', del Valle de Santiago de San Martín de Valvení.

En cuanto al patrimonio monumental y cultural destacan el Canal de Castilla como obra de ingeniería civil, sus esclusas y puentes en Trigueros del Valle, Cubillas de Santa Marta, Valoria la Buena, Corcos, Cabezón de Pisuerga o Cigales; fortalezas como el Castillo de Fuensaldaña erigido en el siglo XV, o el de Trigueros del Valle; algunos casos cascos urbanos tradicionales, poco modificados, con trazado de origen medieval, o declarados Conjunto Histórico Artístico, como es el caso de Dueñas en 1967; restos de cercas medievales y edificios históricos singulares de carácter religioso y civil como la Iglesia de Santiago de Cigales (conocida como la Catedral del Vino), la ermita de Nuestra Señora la Virgen del Arco en Quintanilla de Trigueros situada al lado de la Iglesia, el Monasterio de Palazuelos y la Torre del Telégrafo en Cubillas, además del Puente de Cabezón de Pisuerga de origen medieval o los barrios de bodegas.

A lo largo del camino también se pueden encontrar recursos museísticos que muestran la intrahistoria de esta comarca como el Museo del cántaro en Valoria la Buena o el aula de interpretación de Mucientes.