Planas aboga por un 'Pacto de Estado' contra la despoblación con el horizonte de cuatro o cinco legislaturas

Publicado 04/09/2018 13:32:15CET

PEÑAFIEL (VALLADOLID), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha abogado este martes por un 'Pacto de Estado' contra la despoblación entre todas las fuerzas políticas y con un horizonte temporal a medio o largo plazo, de entre cuatro o cinco legislaturas, y todo ello con la puesta en marcha de medidas fiscal y jurídicas.

Así lo ha defendido Planas, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su visita a Bodegas Protos en Peñafiel (Valladolid) recordando así la coincidencia en esta cuestión con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con el que ha mantenido una reunión de trabajo sobre el sector agroalimentario y el desarrollo rural en la Comunidad.

"Me gustaría que fuéramos capaces de tener una visión a largo plazo, como hicimos con la Constitución Española y la entrada en la zona euro, una capacidad estratégica de visión más allá de una legislatura. El problema en España exige un Pacto de Estado de todos los partidos políticos y administraciones y pensar en cuatro o cinco legislaturas", insiste Planas, quien apostilla que la lucha contra este fenómeno no se puede dejar "en las espaldas de la PAC sino que precisa de medidas fiscales y jurídicas para simplificar lo que supone la sucesión en la agricultura familiar y el apoyo en servicios públicos".

En este sentido, el titular de Agricultura se muestra optimista y pone como ejemplo de iniciativas contra la despoblación las inversiones que el Seiasa, dependiente de su departamento, realizará en Castilla y León, que con 80 millones de euros, como así ha subrayado, acapara la mayor parte del total previsto en España y permitirá la modernización de un total de 122.000 hectáreas que beneficiarán a un colectivo de 3.000 agricultores.

"Hay más cosas por hacer, no sólo estamos ante un relevo generacional sino ante un nuevo modo de hacer la ganadería y la agricultura a través de la revolución digital. Tenemos que ser capaces de ese relevo y de dotar de competitividad a nuestra agricultura y ganadería".

Precisamente, la negociación ante la futura PAC ha sido otro de los asuntos abordados entre el ministro y Herrera en el que ambos mandatarios comparten la necesidad de llevar una postura común negociadora en un asunto que, como incide el primero, afecta y muy mucho a Castilla y León, con "especial preocupación" a la puesta en marcha de medidas para lograr el deseado "relevo generacional y la incorporación de mujeres al ámbito rural", necesario para el "equilibrio geográfico, territorial y humano en España".

Por su parte, Herrera ha recordado la 'Posición de Comunidad' de Castilla y León sobre la reforma de la PAC -cuyo documento entregó recientemente la consejera Milagros Marcos a Luis Planas-, una posición de amplio consenso que fue elaborada con la colaboración de las organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas agroalimentarias y todos los grupos políticos con representación en las Cortes de Castilla y León. Posición que fue respaldada también por el Consejo del Diálogo Social de la Comunidad, asociaciones sectoriales, de mujeres rurales, de jóvenes, redes rurales y colegios profesionales.

Para Castilla y León es prioritario que no se reduzcan los fondos destinados a la PAC, para lo cual es fundamental defender que se eliminen de las propuestas del Marco Financiero las reducciones planteadas a España en los pagos directos y en el desarrollo rural, especialmente en zonas afectadas por la despoblación.

Los pagos directos afectan a la renta de los agricultores y ganaderos de Castilla y León, y los pagos en el desarrollo rural afectan a las inversiones que se llevan a cabo en el medio rural en materia agroalimentaria, forestal y de apoyo a inversiones productivas, una herramienta fundamental para la lucha contra la despoblación.

EL MISMO NIVEL DE FINANCIACIÓN

A este respecto, la Junta de Castilla y León plantea varias alternativas. En primer lugar, en caso de que se sigan manteniendo las reducciones financieras en la PAC, y a fin de garantizar tranquilidad y estabilidad al sector, es necesario el compromiso del Gobierno de incrementar la partida que aporta el Estado español al presupuesto europeo y asegurar así como mínimo el mismo nivel de financiación actual y, con ello, instar a los socios europeos en este mismo sentido para compensar la pérdida del presupuesto propuesto en la nueva PAC por la falta de aportaciones netas del Reino Unido y por el desarrollo de nuevos desafíos europeos.

En segundo lugar, y en caso de no conseguir eliminar las propuestas actuales de reducción ni el incremento de aportación de los Estados miembros, Castilla y León propone la creación de un Fondo de Garantía Estatal para compensar las reducciones en desarrollo rural.

La Junta considera inaceptable la reducción financiera para el desarrollo rural y la reducción de la tasa de cofinanciación europea de las medidas de desarrollo rural. La nueva PAC debe ser una herramienta útil para luchar contra el despoblamiento de las áreas rurales y se solicita una aportación diferenciada para las regiones con problemas de despoblamiento.

La propuesta de Castilla y León plantea, asimismo, que se refuercen todas las medidas del Reglamento actual de cara a preservar aspectos relacionados con el equilibrio de la cadena de valor alimentaria, fomentando las relaciones contractuales y la transparencia en las relaciones comerciales, esta última con observatorios estandarizados de precios y de costes de producción, como está desarrollando la Comunidad.

Durante la reunión también se ha tratado la importancia del mantenimiento de las inversiones en infraestructuras de regadío, tanto de modernización como de nuevo regadío, así como en las actuaciones para conseguir una buena regulación hidráulica.

En este sentido, se ha puesto de manifiesto la necesidad de evitar retrasos o paralización de las obras que la Junta de Castilla y León va a desarrollar, así como la pérdida de fondos europeos tanto para el Estado como para la Comunidad de Castilla y León.

COSECHA DE CEREALES

Durante la entrevista también se han tratado otros temas, como la reciente cosecha de cereales, que en Castilla y León ha supuesto la recogida de 7 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 24% respecto a la media de los últimos cinco años (5,8 millones de toneladas).

Respecto al sector del ovino de leche, el presidente ha trasladado al ministro el trabajo permanente de la Junta de Castilla y León con los ganaderos, estableciendo un marco de trabajo pactado a través de la Plataforma de Competitividad para el Sector del Ovino. De esta iniciativa han derivado medidas como el contrato anual entre los productores y la industria, y un estudio de costes de producción.

Más del 84% de la producción está vinculada en este momento a una estructura organizada en la que los ganaderos tienen más capacidad de organización (el 33% en 2015); se ha conseguido garantizar la recogida de leche cada día. Asimismo, el 80% de la leche de ovino de Castilla y León se comercializa a través de cooperativas, y se está trabajando con los ganaderos en investigación para aumentar la productividad.

Castilla y León ha tomado medidas para buscar el equilibrio entre oferta y demanda de leche de ovino con los productores y las industrias transformadoras, algo que según ha trasladado Castilla y León sería conveniente que se abordara en todo el territorio nacional para evitar desequilibrios.

En el encuentro también se ha abordado la necesidad de seguir fomentando el cooperativismo en todos los ámbitos del sector, algo que en Castilla y León está demostrando mejoras en la productividad y rentabilidad para los agricultores y ganaderos.