Publicado 25/02/2015 17:37CET

La Plataforma por el Ferrocarril Directo Madrid-Aranda de Duero pretende demostrar la viabilidad de la línea

BURGOS, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma por el Ferrocarril Directo Tramo Madrid-Aranda de Duero ha anunciado que realizará "todas las gestiones pertinentes" para demostrar la viabilidad de la línea, así como las posibles "negligencias" legales de Adif en el proyecto.

"La línea es imprescindible para el desarrollo económico e industrial de toda la zona por la que transcurre. Es un medio de transporte público e imprescindible como servicio social", ha señalado la plataforma a través de un comunicado recogido por Europa Press.

Las mismas fuentes han justificado la viabilidad de la línea en el "incremento de consumo" que supone para cerca de 30 trenes de mercancías y pasajeros tener que realizar un trayecto de 90 kilómetros a través de Valladolid y han cifrado dicho gasto en 5,4 millones de euros anuales.

Por otro lado, han señalado que Adif lleva cuatro años cometiendo una "grave negligencia" en el mantenimiento de la red ferroviaria convencional al no restablecer el tráfico en la línea hasta Aranda de Duero, después de que en marzo de 2011, durante unas obras de modernización del trazado adjudicadas a Vías y Construcciones S.A por 4,7 millones de euros, se produjese un derrumbe parcial de la bóveda del túnel de Somosierra dejando atrapada una bateadora de balasto bajo los escombros.

La plataforma ha recordado también que la legislación vigente plantea que, en caso de accidente o fallo técnico, Adif adoptará todas las medidas necesarias para restablecer la situación de normalidad, elaborando para ello un plan de contingencias, al igual que se prevén las reparaciones oportunas con carácter de urgencia.

CIRCULACIÓN COMERCIAL

Al respecto, el colectivo ha criticado que se justifique la suspensión de la circulación comercial de trenes de Miraflores de la Sierra y Aranda de Duero argumentando el hundimiento del túnel y han señalado que tras este suceso se dejó de realizar el mantenimiento necesario en el tramo, pese a la obligación existente.

Por otra parte, las mismas fuentes han recordado que un año después de la suspensión del tráfico comercial el grupo de Acción Local de la Sierra Norte de Madrid dio a conocer la intención de implantar un tren turístico por la línea hasta Robregordo-Somosierra, una iniciativa respaldada inicialmente por el Museo del Ferrocarril de la capital española.

A través del Fondo Social Europeo se concedió una subvención de 300.000 euros para la recuperación integral de un Tren Rápido Español que, tras su restauración, estaba listo para funcionar en junio de 2014, aunque dicha acción no se llevó a efecto por motivos técnicos alegados por ADIF.

La Plataforma por el Ferrocarril Directo Tramo Madrid-Aranda de Duero critica esta consecución de hechos, máxime teniendo en cuenta que en julio del pasado año se produjo la circulación de un tren por este mismo tramo y a una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora con motivo de la exposición arandina de Las Edades del Hombre y ha cuestionado la necesidad de que la velocidad máxima del recorrido se limitase a 30 kilómetros por hora el pasado mes de noviembre.

Para leer más