El Procurador del Común se marca como reto agilizar plazos en tramitar las quejas

Actualizado 26/12/2018 13:16:52 CET

VALLADOLID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana, se ha marcado como reto la reducción de plazos en la tramitación de las quejas de los ciudadanos de la Comunidad, tal y como ha trasladado este miércoles al delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo Figueroa.

Quintana, en su visita institucional a Valladolid, donde se ha entrevistado con el delegado, así como con el presidente de la Diputación y el alcalde, Jesús Julio Carnero y Óscar Puente, respectivamente, ha expresado la necesidad de acortar plazos en la resolución de las quejas planteadas por los ciudadanos.

En este sentido, Pablo Trillo, tras su encuentro con el Procurador del Común, ha explicado que su interlocutor se muestra preocupado por la tardanza en la respuesta ofrecida a los castellanoleoneses, algo que puede demorarse hasta un año teniendo en cuenta que en cualquier procedimiento el particular recibe hasta cinco notificaciones, con quince días entre ellas para completar documentación, a lo que se suman luego más plazos cuando sus quejas llegan a la administración denunciada.

"Un año para una persona que presenta una queja y que se encuentra en una situación anómala, mala o en ocasiones dramática, es demasiado tiempo, teniendo en cuenta además que la resolución no es vinculante. Siempre se ha dicho que si la Justicia se demora, no es Justicia, pues aquí ocurre otro tanto", asevera Trillo, en declaraciones recogidas por Europa Press.

El delegado territorial ha subrayado la importancia de la figura del Procurador del Común, una figura que, como también ha precisado, no puede ser objeto de críticas en cuanto al gasto de su funcionamiento supone para las arcas públicas debido a su carácter unipersonal.

Contador