PSOE exige más control de ayudas para evitar deslocalizaciones y el PP les acusa de "hacer demagogia"

Publicado 19/12/2018 13:14:15CET

VALLADOLID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El procurador socialista Óscar Álvarez ha defendido ante el Pleno de las Cortes una Proposición No de Ley (PNL) a través de la que exige más control de las ayudas a las empresas para evitar deslocalizaciones como ha ocurrido con Vestas, una iniciativa que ha contado con los votos en contra del PP, ya que, en palabras del procurador Salvador Cruz, existen ya controles exhaustivos, al tiempo que ha tildado la iniciativa del PSOE de "demagógica".

Para Álvarez la deslocalización de empresas es un "virus" en el que detrás está la despoblación y la pérdida de "miles" de trabajadores en Castilla y León, una situación que, como ha defendido obliga a tomar medidas no sólo de carácter autonómico sino también internacional y nacional, ya que estas situaciones tienen "connotación de pseudo chantaje" para los trabajadores.

El procurador socialista ha insistido en que el cierre de estas multinacionales daña principalmente al ámbito más cercano como son las comarcas en las que se asientan, por lo que ha reclamado a la Junta que busque alianzas e introduzca medidas en aquellos fondos y ayudas que son competencia de la propia Comunidad.

"Es evidente que todas las administraciones compiten por atraer empresas y tejido productivo y se nos queda cara de bobo cuando con las subvenciones se lo llevan a otro sitio, son empresas vampiro y exigen una respuesta rápida y contundente", ha argumentado.

De este modo, ha defendido que se "endurezcan" las condiciones de concesión de subvenciones para que "cuando se dan casos de cuernos y deslealtad" se tenga la oportunidad de recuperar las cuantías dedicadas a estas empresas.

La iniciativa ha sido apoyada por el procurador de IU, José Sarrión, que la ha respaldado a pesar de considerarla "insuficiente", al igual que el Grupo Podemos, cuyo procurador, Ricardo López, ha defendido que es necesario dar un giro de "180 grados" a las políticas del PP para "no otorgar ayudas a quien deja en la estacada a miles de trabajadores cuando deslocalizan la empresa".

Sin embargo, el procurador del PP Salvador Cruz ha argumentado el voto en contra de su grupo tras tildar de "papelón" la defensa de esta iniciativa por parte de Óscar Álvarez, ya que, a su juicio, entra claramente en "contradicción" con las medidas impulsadas desde el Gobierno socialista que llevan a cabo políticas de "incremento de costes laborales, incremento de la presión fiscal y de los costes energéticos", que son "causas" de las deslocalizaciones.

Cruz ha defendido que la Junta ya cuenta con medidas que "garantizan" estas situaciones y son "más exigentes" que las propuesta por el PSOE. "Ustedes no se enteran de nada", ha culpado al PSOE, tras lo que ha defendido que se debe trabajar en el ámbito europeo.

De este modo, el procurador 'popular' ha llamado al PSOE a abandonar la "demagogia" y ha rememorado la sentencia judicial que anula la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid en la que se fijó que el suelo de Lauki sólo podría ser utilizado para el sector lácteo. "Ésta fue una decisión caprichosa que ha costado a los vallisoletanos la condena en costas porque ustedes, en esto, simplemente hacen demagogia", ha concluido.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, cyo grupo se ha abstenido en la votación, ha considerado que medidas como las propuestas por el PSOE puede suponer un "freno" para la instalación de empresas. "Esta medida puede suponer un lastre a la llegada de empresas que tanta faltas hacen", ha defendido, tras lo que ha insistido en que ya existen medidas para que las ayudas no sean un "cheque en blanco".

Este argumento ha sido afeado por el procurador de Podemos, quien lo ha considerado como una defensa del "liberalismo económico con dinero públicos".

Para cerrar el debate, Óscar Álvarez ha trasladado al PP su "orgullo" ante el comportamiento del Gobierno central en la resolución de Vestas y ha considerado que a Lauki le hubiera ido "mucho mejor" con un gobierno socialista al frente del país. Por último, ha insistido en la necesidad de "buscar alianzas" para avanzar en este sentido porque "con el dinero de todos no pueden jugar las empresas".