Seis monumentos de CyL entran en la 'Lista Roja' de Hispania Nostra

Publicado 10/04/2019 12:01:49CET

VALLADOLID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Seis monumentos de Castilla y León han entrado en la denominada 'Lista Roja' del Patrimonio (www.listarojapatrimonio.org) de la asociación Hispania Nostra, dado su estado total de abandono y de ruina. Se trata de monasterios, iglesias, un colegio, una fortaleza y hasta un poblado minero en las provincias de León, Salamanca y Burgos.

En Salamanca han pasado a engrosar dicha lista dos obras de patrimonio civil: el Hospital Antiguo de Guadramiro y el colegio de Carvajal.

El primero, erigido entre los siglos XV y XVI, servía para atender a los viajeros y menesterosos que pasaban a través de viejos caminos por las inmediaciones de esta localidad del antiguo Reino de León. En 2014 sufrió un derrumbe en su fachada principal que le hizo perder un buen tramo de lienzo, sin haber sido repuesto posteriormente, perdiendo además una puerta menor que poseía en dicho sector.

Por su parte, el Colegio de Carvajal, también llamado Colegio de San Antonio, fue inaugurado en 1662. Solo permanecen en pie su fachada principal, una pared con un gran vano rectangular asentada sobre la muralla romana, algunos restos de muros y estructuras interiores y parte de un tramo abovedado de lo que fue su capilla, que actualmente está cubierto por una estructura de uralita. Una empresa privada quiere convertir el solar en un hotel.

En la provincia de León encontramos otro monumento: el poblado minero de Peña del Seo. Comenzó a construirse en el año 1952 y a habitarse en 1953. A pesar del cierre de la mina en 1958, el poblado siguió estando habitado, hasta que en el año 74 se abandonó. Su pérdida supondría la desaparición de unos de los pocos poblados mineros y arquitectura industrial de la provincia de León.

En Burgos hay otros tres monumentos que entran en la Lista Roja. Se trata de la Torre de los Porres, en Cidad de Valdeporres; La iglesia parroquial de San Esteban de Sáseta, y el monasterio de Santa María la Real (Vileña), del siglo XIII.

El primero es un conjunto formado por una casa fuerte con
una torre anexa, todo ello del siglo XIV. La torre aun se encuentra en pie, no así el resto del edificio que está en ruina.

La iglesia de San Esteban de Sáseta tiene algunos elementos románicos de una construcción primitiva, aunque mayoritariamente es de estilo gótico. Ha sufrido todo tipo de expolios durante el tiempo que ha estado abierta y abandonada. Ha sido recientemente perimetrada con valla por el Obispado de Vitoria por el desprendimiento de tejas.

Por último, el monasterio de Santa María la Real, del siglo XIII, está formado por una iglesia, claustro y dependencias monacales. El 21 de mayo de 1970 un incendio destruyó casi por completo el monasterio, obligando a las monjas a trasladarse a unas dependencias nuevas y muy modestas en la localidad del Villarcayo, donde instalaron un museo con los restos que lograron salvar del incendio, entre los que se
encontraba el sepulcro de la fundadora. Este museo se cerró en el año 2008.

Contador