Publicado 11/11/2020 14:38CET

Siete de cada diez "millennials" de CyL creen necesario reformar el sistema de pensiones, según BBVA

VALLADOLID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La IX encuesta elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones señala que siete de cada diez "millennials" en Castilla y León --el trabajo engloba aquí a los nacidos entre 1978 y 1999-- consideran "necesario" reformar el sistema de pensiones.

Así lo señalan los resultados de esta encuesta, recogida por Europa Press, y en la que indican que el 57 por ciento de estos "millennials" no confía en recibir pensión pública en el momento de su jubilación.

Estas expectativas explican, según el instituto bancario, por qué siete de cada diez "millennials" en Castilla y León (71 por ciento) opinan que es necesario reformar el sistema de pensiones.

La encuesta se realizó entre el 16 de septiembre y el 15 de octubre a una muestra representativa de 3.085 entrevistas a residentes en España nacidos entre 1978 y 1999, periodo en el que el Instituto ha ubicado a la generación 'millennial', si bien no existe un consenso total al definir este grupo de edad y otras fuentes los ubican entre principios de la década de los 80 y mediados de los 90.

El sondeo muestra que los 'millennials' son conscientes de la importancia del ahorro, aunque, entre los entrevistados en Castilla y León, algo menos de un tercio (31 por ciento) dedica habitualmente una parte de sus ingresos mensuales a algún producto de ahorro.

De entre quienes no ahorran habitualmente (69 por ciento), casi seis de cada diez (57 por ciento) aseguran que sus ingresos no se lo permiten. Durante el confinamiento, el 57 por ciento de ellos consiguió ahorrar, pero, una vez finalizado, sólo un 47 por ciento mantiene las posibilidades de ahorro.

En este sentido, el 51 por ciento declara que la experiencia de la crisis le ha hecho ver la conveniencia de gastar menos y ahorrar más, si bien una proporción semejante (49 por ciento) afirma que sus hábitos de consumo y ahorro no van a cambiar.

Asimismo, el 90 por ciento de los encuestados reconoce que aún no ha comenzado ahorrar para su vejez, si bien seis de cada diez (61 por ciento) creen que es conveniente hacerlo, y señalan que comenzarían a una edad cercana a los 39 años.

Casi la mitad de ellos (46 por ciento) no han pensado a qué edad les gustaría jubilarse, pero la otra mitad (49 por ciento) declara que le gustaría hacerlo lo antes posible o, en todo caso, antes de los 65 años, mientras que tan sólo un 6 por ciento quiere jubilarse tan tarde como pueda.

Los 'millennials' no desconocen las dificultades a las que se enfrenta el sistema de pensiones, pues cerca de dos tercios de los encuestados en Castilla y León (65 por ciento) opinan que el déficit de la Seguridad Social irá en aumento por la elevada esperanza de vida, lo que amenaza la viabilidad del sistema, y apenas superan la mitad (51 por ciento) los que confían en conseguir una pensión pública cuando lleguen a la jubilación.

Dadas estas expectativas, siete de cada diez (71 por ciento) consideren necesario reformar el sistema de pensiones; según la mitad de ellos (49 por ciento), convendría hacerlo de forma profunda.

Entre la batería de opciones que se presentan a los encuestados para tratar de reducir el gasto en pensiones, la preferida (37 por ciento) es la de introducir un nuevo cálculo para las pensiones de modo que cada pensionista cobre en función de lo cotizado durante su vida laboral, de acuerdo con la lógica de los sistemas de cuentas nocionales.

A continuación le sigue reducir el importe de las pensiones más altas (26 por ciento de los encuestados). No obstante, el Instituto considera que esta preferencia por unas pensiones más ajustadas a las cotizaciones efectuadas durante la carrera laboral se basa en la percepción errónea de que el total de la pensión que cobran actualmente los pensionistas a lo largo de toda su vida de jubilados es menor que todo lo que han cotizado a la Seguridad Social por su trabajo.

Así lo cree el 50 por ciento de los entrevistados en Castilla y León, proporción que triplica aproximadamente a la de los que piensan, correctamente, que, de media, los pensionistas cobran más de lo que han cotizado (16 por ciento).

Por otra parte, si bien el 43 por ciento de los encuestados afirman que el modelo ideal de sistema de pensiones es el actual, el 39 por ciento prefiere un sistema en el que una pensión pública básica se complemente con ahorro privado, tanto el promovido por las empresas para sus trabajadores (previsión ocupacional) como el que cada cual haya sido capaz de acumular individualmente (previsión individual).

El apoyo a los planes de pensiones del sistema de empleo es amplio entre los millennials, también entre los entrevistados en Castilla y León.

Un 57 por ciento de ellos cree que el Gobierno debería aumentar los incentivos fiscales a las empresas que ofrecen planes de pensiones para sus empleados, e incluso un 53 por ciento vería bien exigir a las empresas que provean a sus asalariados tales planes como parte de la retribución.

El 70 por ciento de los que se muestran favorables a esta exigencia expresan su preferencia por que los trabajadores se adhieran de forma voluntaria a esos esquemas de ahorro ocupacional.

Para leer más