Actualizado 12/04/2021 18:36 CET

Desarticulan una banda que iba a distribuir droga por Europa en el falso techo de un camión 'frigo'

Material incautado en la operación.
Material incautado en la operación. - EUROPA PRESS

   SEGOVIA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al cultivo, elaboración y tráfico de sustancias estupefacientes que había creado un sistema "pionero" de ocultación de droga para transportarla a cualquier punto de Europa

   La operación 'Otilios', como se ha bautizado, ha concluido con la detención de 21 personas, once en Madrid, ocho en Segovia y dos en Toledo y la incautación de más de 100 kilos de marihuana empaquetados y alrededor de 12.000 plantas.

   La operación, en la que han participado agentes de las Comandancias de Madrid, Segovia y Toledo, así como el servicio Aéreo de la Guardia Civil, dio comienzo al detectar una mayor venta de marihuana en la provincia de Segovia, de esta manera la Guardia Civil identificó a las personas responsables. A continuación, se descubrió que estos individuos estaban relacionadas con una organización criminal asentada en Madrid.

   Posteriormente se tuvo conocimiento de que la organización pretendía crear una red de distribución de droga, especialmente de marihuana y hachís, a nivel internacional, dotándola de apariencia legal mediante la constitución de una empresa de transporte de alimentos en vehículos pesados.

   Días antes de que la organización pretendiera realizar el primer viaje internacional para transportar la droga, los agentes localizaron la nave donde guardaban el vehículo pesado, hallando en él un sistema de ocultación "pionero" en España ubicado en el techo de un remolque frigorífico, tal y como ha informado esta mañana en Segovia el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo.

   En la parte exterior del mismo y mediante un doble fondo, los detenidos aprovechaban el espacio ocupado por el material aislante para depositar los paquetes de droga, dividiendo el techo del remolque con placas metálicas que podían elevarse mediante un sistema hidráulico accionado por un mando oculto. De esa manera, aunque se procediera a la apertura de la caja del camión, no sería posible hallar la droga y evitaban que esta pudiera desprender cualquier tipo de olor.

   Al mismo tiempo que se producía la intervención en la nave donde se ubicaba el camión, se practicaron numerosas entradas y registros en domicilios y trasteros del resto de integrantes de la organización, sumando un total de 19, 15 en inmuebles de Madrid, tres en Segovia y uno en Toledo.

21 DETENIDOS

   Con esta operación se ha procedido a la detención de 21 personas, todas ellas de nacionalidad española. Once de ellas en Madrid, ocho en Segovia y dos en Toledo, con un perfil variado que va desde estudiantes universitarios hasta personas drogadictas, pero con algo en común, todas habían convertido la elaboración de marihuana en su modo de vida, según ha confirmado el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, José Luis Ramírez, también presente en la rueda de prensa.

   Durante los registros se han incautado más de 100 kilos de marihuana, alrededor de 12.000 plantas, hachís, cocaína, metanfetamina y pastillas LSD. También un arma de fuego, un camión, armas blancas prohibidas, teléfonos móviles, materiales informáticos y más de 100.000 euros en efectivo.

   "Creemos que toda la organización ha quedado desarticulada", ha manifestado el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia.

   Izquierdo ha destacado la importancia de esta operación ya que ponía de manifiesto "un nuevo fenómeno de organización de la delincuencia en torno al cannabis". Esto se debe a que incorpora todo el proceso desde la producción hasta la comercialización de esta droga, ha explicado.