Actualizado 04/03/2021 13:21 CET

UGT y CCOO de CyL convocan concentraciones "limitadas" y ven "antidemocrática" la decisión en Madrid

Las secretarias de Mujer de UGT y CCOO en Castilla y León, Ana Isabel Martín (i) y Yolanda Martín (d), respectivamente.
Las secretarias de Mujer de UGT y CCOO en Castilla y León, Ana Isabel Martín (i) y Yolanda Martín (d), respectivamente. - EUROPA PRESS

   Las concentraciones en CyL cuentan por ahora con permiso y serán en espacios grandes y en mayor número para que la gente se reparta

   VALLADOLID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT en Castilla y León consideran que la prohibición de actos reivindicativos con motivo del Día de la Mujer este 8 de marzo es "antidemocrática" y "discriminatoria" y mantienen sus convocatorias de concentración en todas las provincias de la Comunidad, contra las que no han recibido comunicación en contra hasta el momento.

   Así lo han explicado la secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO en Castilla y León, Yolanda Martín, y la responsable de Mujer y Juventud de UGT en la Comunidad, Ana Isabel Martín, quien además ha reclamado que los criterios sean los mismos para todos los actos reivindicativos al margen de su motivación.

   Las responsables sindicales han presentado las principales reivindicaciones para este 8M y han explicado que las concentraciones que se han convocado en Castilla y León son en espacios grandes como la Plaza Mayor de Valladolid, con limitación de asistencia (a unas 150 personas) y un "servicio de orden" para velar por el cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

   En este marco, tras asegurar que velarán por el cumplimiento de todas las normas, Yolanda Martín ha asegurado que la prohibición en Madrid no sólo les parece "mal", sino que consideran que es "antidemocrático totalmente" y "discriminatorio" porque durante toda la pandemia se han celebrado concentraciones y manifestaciones "de toda índole" y nadie ha cuestionado que se pudieran o no llevar a cabo.

   Sin embargo, ha puesto de manifiesto la de "problemas" que les está "acarreando" la organización de este 8M, cuando las concentraciones convocadas, que además este año son más numerosas para "diversificar", van a contar con "todas las medidas de seguridad", aunque ha aclarado que también es cuestión personal, de la responsabilidad individual, guardar la distancia, llevar mascarilla y cumplir con todas las medidas de seguridad.

   "Pero desde las diferentes coordinadoras, sindicatos, vamos a hacer todo lo posible para guardar estas medidas", ha señalado la responsable de CCOO, quien ha insistido en que les parece "fatal" que se prohíban.

   En este contexto, Ana Martín considera "evidente" que debería haber "un mismo criterio" para todas las reivindicaciones y no sólo "poner el punto sobre la i" cuando es sobre la igualdad al igual que pasó en 2020, cuando se expresó públicamente que los actos del 8M habían contribuido a la expansión de la pandemia, sin tener en cuenta otras concentraciones de personas.

   Yolanda Martín ha aseverado que se preguntan si, como se decía el año pasado, se pretendían suspender los actos del 8M y cuestionaron qué ocurría con los partidos de fútbol o los conciertos, ahora se suspenderán de aquí en adelante también el resto de concentraciones. "Nos preguntamos si tanto miedo nos tienen, a las reivindicaciones de las mujeres", ha añadido.

REIVINDICACIONES

   Las responsables de UGT y CCOO han incidido en que en este Día Internacional de la Mujer vuelven a mostrar su compromiso primordial en luchar por la igualdad "real" y la eliminación discriminación mujer y la violencia, más concretamente ámbito laboral, para que no se quede todo en "palabras y buenas imágenes".

   Ana Martín ha destacado los pocos avances en materia de igualdad que se han producido en los años anteriores con la crisis hasta que en 2018 cambió el Gobierno y se retomaron líneas "paradas" durante doce años para atender reivindicaciones como la equiparación permisos por nacimiento, por cuidados de lactantes, un registro de retribuciones segregado o los planes de igualdad en empresas, entre otras cosas.

   Sin embargo, considera que los avances llegan en un contexto "grave", de crisis sanitaria, con consecuencias "demoledoras" para economía y hay que luchar "con más fuerza que nunca" porque la pandemia ha "evidenciado" todos estos "desequilibrios y desigualdades de género" que ya estaban presentes en la sociedad y ahora han salido más a superficie y se han "recrudecido".

   Asimismo, ha advertido de que "persisten" las "desigualdades estructurales" que provocan la brecha en el empleo, lo que se traduce en menos oportunidades laborales y tasas de paro entre las mujeres "muy por encima" de las de los hombres, concretamente 14,33 por ciento frente a 9,29.

   Los sindicatos han establecido la brecha salarial en Castilla y León en el 22,9 por ciento, con una diferencia de sueldo de casi 6.000 euros menos para las mujeres, por lo que han llamado a luchar por una "valoración" de los puestos de trabajo y que a igual valor se pague mismo salario.

   Yolanda Martín ha incidido en algunos sectores muy feminizados que han sufrido esta crisis como el de cuidados, que es "muy precario" y cuenta con una "muy baja" valoración por parte sociedad y además la existencia de problemas como una "ausencia total" de políticas de corresponsabilidad y falta de protección social que hace que las mujeres sean "las grandes paganas" de la crisis, algo que ya ocurrió al inicio de la misma, con el confinamiento, cuando tuvieron que hacer uso de excedencias y reducciones de jornada, que incide en menores salarios y en su jubilación.

MÁS CORRESPONSABILIDAD

   La responsable sindical ha reivindicado servicios públicos "de calidad" y "más y mejores" políticas de corresponsabilidad para que todos los miembros de la familia colaboren en los cuidados y en las tareas del hogar, que han asumido las mujeres y en muchos casos se han sumado al teletrabajo, lo que conlleva una carga mental "muy grande".

   Asimismo, ha destacado todas las situaciones de violencia de género que durante la pandemia han estado "invisibilizadas", con las víctimas que han tenido que convivir en todo momento al lado de su maltratador, con mayores dificultades para pedir ayuda y protección.

   En todo este contexto, Yolanda Martín ha reconocido que muchos empleos se han salvado gracias a los ERTE y el teletrabajo, pero cree que habrá que ver cómo evoluciona la crisis a medio y largo plazo.

   Precisamente por ello quieren seguir reivindicando que aún quedan muchos pasos que dar para la igualdad de oportunidades y ha hecho un llamamiento "especial" al "valor democrático" ante posiciones "ultraderechistas" caracterizadas por el ataque a derechos de las mujeres, que muestran "antifeminismo" y abogan por la eliminación de recursos para luchar contra violencia machista y promover igualdad.

   Para lograr esos avances, considera "prioritario" impulsar la negociación colectiva y los planes de igualdad y abordar aspectos como la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, especialmente las que afectan más a las mujeres, incrementar el salario mínimo interprofesional, lo que redundaría en beneficio de las mujeres, que son las que tienen salarios más bajos. Asimismo, ha pedido otras medidas como mejorar las políticas activas de empleo, especialmente las dirigidas a mujeres o medidas de acción positiva para eliminar la discriminación en la protección social, entre otras cuestiones.

   En la misma línea, Ana Isabel Martín ha reclamado políticas con perspectiva de género, especialmente en el sector de cuidados, infraestructuras públicas "adecuadas, suficientes y asequibles" para el cuidado de familiares, fortalecer la oferta pública de servicios relacionados con el sector de los cuidados, mayor vigilancia de la autoridad laboral sobre la igualdad, combatir la brecha salarial mediante el Diálogo Social y eliminar la "discriminación retributiva".

   Además, ha pedido que haya medidas para garantizar la paridad en órganos de representación de cualquier ámbito, una reforma educativa que eduque en igualdad, extender infraestructuras para atender a niños de hasta tres años o una mayor financiación para luchar contra la violencia machista.

Para leer más