Actualizado 23/02/2015 18:53 CET

Se ha detectado la llegada a Europa del 'pulgón amarillo'

LEÓN, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Universidad de León (ULE), la Autónoma de Barcelona (UAB) y el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) están desarrollando una investigación para detectar la llegada a Europa del denominado 'pulgón amarillo' y han localizado en Tarragona y Gerona a esta especie, que se alimenta de plantas de la familia de las gramíneas y que se cree que podría haber llegado a España desde el Norte de África.

   Nicolás Pérez Hidalgo, investigador de la Universidad de León (ULE), y Carlos Hernández-Castellano, estudiante del máster en Ecología Terrestre de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigador colaborador del Creaf, han sido quienes han descubierto esta nueva especie de pulgón en Europa, en concreto en La Selva del Camp (Tarragona) y en Blanes (Girona), han informado fuentes de la ULE en un comunicado.

   Se trata de la primera vez que se detecta en Europa a este pulgón y, aunque se desconoce hasta qué punto podría ser una amenaza para los cultivos de plantas como el arroz o el maíz, sus descubridores recomiendan crear un mapa de la distribución de esta especie y evaluar su potencialidad como plaga.

   El pulgón, denominado Sipha flava, es nativo de Norteamérica, aunque ha conseguido expandirse por el centro y sur del continente americano.

CAÑA DE AZÚCAR

   En estas regiones es conocido como 'el pulgón amarillo de la caña de azúcar' y es una plaga importante en el cultivo de esta planta, donde se alimenta y actúa como vector de virus, reduciendo la producción.

   Los investigadores consideran probable que la especie haya llegado al continente europeo por el sur de la Península Ibérica, a raíz de la expansión del cultivo de la caña de azúcar en el norte de África.

   "Este cultivo es prácticamente marginal en el continente europeo, por lo que no se espera que se convierta en una plaga de la caña de azúcar en esta zona", pero "se desconoce hasta qué punto podría representar una amenaza para los extensos cultivos de este tipo que existen en Europa, por ejemplo de arroz o maíz", ha explicado Carlos Hernández-Castellano.

   En opinión de los investigadores, este descubrimiento pone de manifiesto la creciente amenaza de las especies invasoras, un fenómeno en auge causado por la globalización, que no sólo genera problemas agrícolas sino que se erige como la segunda causa de pérdida de biodiversidad en todo el mundo, únicamente superado por la destrucción de hábitats.

   Hay que apuntar que los pulgones son unos insectos que suelen vivir en la parte aérea de los vegetales y se alimentan de la sabia que fluye por el floema de las plantas con un aparato bucal especializado.

   Por ello muchas veces se comportan como una plaga en cultivos agrícolas, han agregado las mismas fuentes.