Actualizado 21/11/2018 20:48 CET

Valladolid acoge una Cumbre Hispano-Lusa que reemplaza a los habituales turistas

Valladolid.- XXX Cumbre Hispano-Lusa
EUROPA PRESS

   VALLADOLID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Valladolid ha reunido este miércoles, entre lluvia y protestas, a los máximos dirigentes de España y Portugal, que se han reunido en el Palacio Real de la capital vallisoletana --actual sede de la IV Subinspección General del Ejército de Tierra-- con motivo de la celebración de la XXX Cumbre Hispano-Lusa y que han sustituido a los habituales turistas que suelen callejear por el entorno de la Plaza de San Pablo.

   Los jefes de Gobierno español y portugués, Pedro Sánchez y Antonio Costa --que se ha demorado en su llegada--, respectivamente, acompañados de buena parte de sus gabinetes, han acudido a la cita bajo una tenue lluvia que, finalmente, ha respetado el encuentro y con una numerosa protesta de los funcionarios de prisiones como telón de fondo. Respaldados por los sindicatos UGT, Acaip y CSIF, reclamaban mejoras salariales, así como el fin de las diferencias que persisten entre los diferentes centros penitenciarios.

   A apenas 200 metros de la sede, silbatos, petardos y gritos de protesta han puesto banda sonora a la aparición de sendas delegaciones y tampoco han cesado cuando han sonado los himnos de España y Portugal. Mientras, a la entrada del Palacio, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; la delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, conformaban, junto a las tropas, el comité de bienvenida de los dirigentes.

   El acto, que ha comenzado con cerca de media hora de retraso, ha arrancado con los honores militares y una foto de familia que ha reemplazado a los frecuentes 'selfies' de los excursionistas que admiran, a diario, la fachada de la iglesia de San Pablo, donde fue bautizado Felipe II, Rey de España y Portugal.

415743.1.260.149.20181121200213
Vídeo de la noticia

Para leer más