El turismo perdió impulso en Andorra y la construcción resistió el segundo semestre de 2018

El turismo perdió impulso en Andorra y la construcción resistió en el segundo semestre de 2018
CAMBRA DE COMERÇ D'ANDORRA
Publicado 02/05/2019 18:38:16CET

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 2 May. (EUROPA PRESS) -

El sector de la construcción lideró el crecimiento económico de Andorra el segundo semestre de 2018, aunque a un nivel más bajo que los últimos años, mientras que los sectores que dependen del turismo perdieron impulso, según la encuesta de coyuntura presentada por la Cambra de Comerç d'Andorra.

El presidente y la directora de la cámara, Miquel Armengol y Pilar Escaler, han detallado este jueves en rueda de prensa que el sector de la construcción, en una línea positiva desde 2015, se sitúa como puntal del crecimiento económico del país, informa la entidad en un comunicado.

El 64% de las empresas del sector encuestadas han incrementado el volumen de trabajo en comparación con el año anterior y destaca especialmente la actividad en el subsector de construcción de viviendas.

La otra noticia es el crecimiento más moderado del turismo, que ha comportado un freno también del ritmo entre las empresas de hotelería (después de dos años creciendo notablemente) y las de comercio minorista, que viven esencialmente de este sector.

La cámara muestra especial preocupación por la caída del comercio, que tuvo en el segundo semestre una actividad que Armengol ha definido como muy floja, lo que atribuye al cambio de hábitos de consumo --sobre todo hacia las compras online-- y a la pérdida del poder adquisitivo de los turistas.

La visión de los comerciantes sobre la evolución de sus negocios es la más pesimista de los últimos cuatro años y es especialmente negativa la situación de los subsectores ropa y calzado.

Y el sector de la industria crece de manera muy leve, aunque la confianza de sus empresarios sobre el futuro es la más optimista de los últimos 18 años.

En la encuesta de coyuntura de la Cambra han participado 421 empresas del país de los sectores industria, construcción, comercio al detalle y hotelería.

EN 2019 SE CRECERÁ, PERO MENOS

La Cambra de Comerç también ha hecho un pequeño análisis de previsión económica para 2019: se seguirá creciendo pero a un ritmo más "modesto" que el año pasado, cuando se cerró con un incremento del 1,6% del PIB.

Las previsiones de desaceleración de las economías española y francesa pondrán límites a la mejora de la economía andorrana, según concluye la entidad.

Contador

Para leer más