Publicado 07/08/2019 13:08CET

Barcelona asegura que las obras en Gran de Sant Andreu servirán "para tener una ciudad más limpia"

La teniente de alcalde Urbanismo, Janet Sanz, y la concejal de Sant Andreu, Lucía Martín, en rueda de prensa en Gran de Sant Andreu.
La teniente de alcalde Urbanismo, Janet Sanz, y la concejal de Sant Andreu, Lucía Martín, en rueda de prensa en Gran de Sant Andreu. - EUROPA PRESS

BARCELONA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Janet Sanz, ha asegurado este miércoles en rueda de prensa que el fin de las obras en la calle Gran de Sant Andreu eliminará el tráfico de la que era la gran arteria de paso del distrito y servirá "para tener una ciudad más limpia".

Sanz ha asegurado que se trata de una "obra emblemática" de la ciudad y que se enmarca dentro de la transformación que está llevando el Ayuntamiento para la pacificación de las grandes arterias de la ciudad, que dará prioridad al transporte público y a nuevas formas de desplazamiento.

La concejal de Sant Andreu, Lucía Martín, ha afirmado que las nuevas obras refuerzan a la calle como "eje principal de comercio de proximidad" --dejando de ser una artería de paso-- y ha destacado el proceso de realización de las obras desde 2015, que ha recogido las demandas de las asociaciones de vecinos y comerciantes, a su juicio.

Las obras se han ejecutado en el tramo comprendido entre la Rambla de Fabra i Puig y la calle Joan Torras --lo que supone un espacio de 850 metros de longitud y una superfície de 15.226 metros cuadrados--, con un coste de 4,94 millones de euros.

La nueva vía cuenta con una plataforma única con una franja central de 3,5 metros, para bicicletas y vehículos de servicio; espacios de entre 1,9 y 2 metros, para contenedores y zonas de carga y descarga, y un refuerzo de la vegetación de los arbustos existentes.

También, se ha renovado un tramo de la calle Malats, la esquina de Ruben Darío con Riera de Sant Andreu y el área infantil de la Plaza de la Pomera.

CELEBRACIÓN DE LA RESCISIÓN DE LAS OBRAS

Sanz ha celebrado la rescisión del contrato --realizada por el Consejo de Ministros del Gobierno en funciones-- de la estación de Sant Andreu Comtal y ha aseverado que "es una estación modesta pero muy importante para el barrio".

La teniente de alcalde ha declarado que la estación presentaba dificultades de acceso para personas con movilidad reducida y sus nuevas obras --con una licitación que se prevé para otoño-- ayudará a la ciudad para seguir con su "apuesta por la Rodalies".

BARCELONA SE OFRECE AL OPEN ARMS

Al ser preguntada por el Open Arms, Sanz ha asegurado que el Ayuntamiento hará "las gestiones pertinentes" con las autoridades portuárias y de frontera para que el barco pueda atracar en el Puerto de Barcelona, si no ha podido desembarcar en otro antes.

Sanz ha expresado su deseo de que el Estado se diferencie de países como Italia que, con las nuevas políticas del ministro Matteo Salvini, está "respondiendo de una manera inaceptable y no respetando los derechos humanos".

Barcelona Economies