Las obras del entorno del mercado de Sant Antoni empezarán el 9 de noviembre

Mercado de Sant Antoni de Barcelona
AJUNTAMENT DE BARCELONA
Actualizado 29/10/2017 9:02:32 CET

   La supermanzana proyectada en el barrio permitirá liberar 26.000 metros cuadrados

   BARCELONA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Barcelona iniciará el 9 de noviembre las obras para condicionar el entorno del mercado de Sant Antoni, que también incluyen la transformación del cruce de las calles Tamarit y Borrell en una plaza.

   En una atención a los medios, la teniente de alcalde urbanismo, Janet Sanz, y la concejal del Eixample, Montserrat Ballarín, han explicado que el mercado entra en los últimos seis meses de obras, y que se prevé inaugurarlo a finales de abril de 2018.

   Sanz ha explicado que la "pacificación" del entorno del mercado se enmarca en el programa de supermanzana de Sant Antoni, que tiene como objetivo recuperar un total de 26.000 metros cuadrados de espacio público en esta zona en 2019.

   La primera fase afectará a los tramos de Borrell y Tamarit, en los que se "recuperarán" 10.196 metros cuadrados de espacio público --5.800 de antiguos patios del mercado y 4.600 del entorno-- y se adoptará el diseño de plataforma pública única.

   El tráfico rodado circulará a menos velocidad, sin modificar su sentido de circulación actual y compartirá espacio con las bicicletas, y se plantarán especies arbustivas en franjas combinadas de distintas especies.

   Esta primera intervención tiene un coste de 3,8 millones de euros, e incluye la creación de una plaza en el cruce de las calles Tamarit y Comte Borrell, que los vehículos privados no podrán cruzar, aunque sí que podrán acceder a los edificios del entorno.

SEGUNDA FASE

   En una segunda fase, esta intervención se ampliará en la calle Borrell --entre Gran Via y Floridablanca--, y sobre Tamarit --entre Viladomat y Calàbria--, y también se actuará en el cruce de Borrell con las calles Manso y Parlament, y en el de Parlament con ronda de Sant Pau y Viladomat.

   Las obras en este ámbito tendrán un coste de 871.560 euros y se aplicarán los criterios de las supermanzanas: se priorizarán los espacios para los peatones y las zonas de juego "frente a la movilidad privada", en unos trabajos que se aprobarán y licitarán en abril de 2018.

MERCADO DE SANT ANTONI

   La implantación de la supermanzana se ejecutará al mismo tiempo que la última fase de las obras del mercado de Sant Antoni, y el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona ha adjudicado las obras de construcción del nuevo mercado Dominical del Libro y su urbanización.

   En el proceso participativo para definir el proyecto, se decidió reservar un espacio de 700 metros cuadrados dentro del mercado, que acogerá un aula de cocina comunitaria, un espacio para jóvenes, un espacio polivalente y de exposiciones y un despacho para entidades.

ENTORNO DENSIFICADO

   Sanz ha asegurado que el Ayuntamiento trabaja para recuperar espacios para los peatones: "Queremos dotar al espacio de Sant Antoni, un entorno densificado, de 26.000 metros cuadrados para otros usos", y ha asegurado que esta actuación también permite luchar contra la contaminación.

   Asimismo, Ballarín ha destacado que en 2019 se implantarán los nuevos sentidos de circulación en la zona, y que se abrirá una antena de la Oficina de Vivienda municipal para evitar los "posible efectos" de gentrificación que estos trabajos puedan generar.

Barcelona Economies



A LA XARXA