23 de febrero de 2020
 

50 empresas han vuelto a Catalunya en la primera mitad de 2019

Publicado 09/12/2019 12:16:56CET
Maria Helena de Felipe y César Sánchez (Fepime)
Maria Helena de Felipe y César Sánchez (Fepime) - EUROPA PRESS

El regreso de dos empresas del grupo GM Fuel dispara las ventas

BARCELONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 50 empresas han vuelto a instalarse en Catalunya después de que hubieran cambiado su sede social entre 2017 y 2018, según datos del estudio de Informa B&D.

En rueda de prensa la presidenta de Fepyme, Maria Helena de Felipe, y su secretario general, César Sánchez, han presentado el IV Informe de la situación económica y laboral de la pyme catalana, y han destacado que estos datos suponen un "cambio de tendencia".

Pese a ello, el saldo continúa siendo negativo, ya que en la primera mitad de este 2019 un total de 440 empresas trasladaron su sede fuera de Catalunya, mientras que entraron en la comunidad 324, dejando un saldo negativo de -116 empresas.

De Felipe ha puesto en valor que, aunque el saldo sigue siendo negativo, es muy inferior al registrado en el primer semestre de 2018, cuando fue de -2.072 empresas: "Se ha revertido la tendencia y éste es un mensaje de confianza para los mercados. Son datos esperanzadores y creo que más empresas irán volviendo".

Durante 2017 y 2018, Madrid y la Comunidad Valenciana fueron las más beneficiadas por la salida de empresas de Catalunya, lo que se tradujo en saldos de ventas negativos de -27.778,52 millones de euros en 2017 y de -14.878,5 millones en 2018.

Sánchez ha destacado que Catalunya ha registrado el mayor saldo positivo de ventas del conjunto de España, con 1.048,8 millones de euros, lo que se explica por el regreso de empresas a la comunidad catalana, entre las que destacan dos compañías del grupo petrolífero GM Fuel, con un volumen de negocio anual de más de 700 millones de euros: "Esto ha disparado las ventas".

PERSONAL CUALIFICADO Y FINANCIACIÓN

Unas de las principales preocupaciones de las pymes es la falta de mano de obra cualificada, a lo que se añade la dificultad de las pymes más pequeñas para retener el talento: "Nos faltan programas de formación. Si no los tenemos, las pymes nunca podrán ser competitivas", ha dicho De Felipe.

En concreto, respecto a 2014, la preocupación de no encontrar personal cualificado ha crecido un 267% en las microempresas, un 343% en la pequeña empresa y un 335% en las empresas de más de 50 trabajadores.

En cuanto el acceso a la financiación, la patronal ha indicado que las operaciones de crédito nuevo a empresas cayeron un 6,32% este último año respecto a 2018 en las operaciones de menos de 250.000 euros --atribuidas a las empresas más pequeñas--, un 1% en las operaciones de 250.000 a un millón, y crecieron un 35,69% en las operaciones superiores al millón.

"No queremos subvenciones, pero sí incentivos económicos y reducciones impositivas para que podamos asumir los costes de una estrategia de comercio transfronterizo y para el lanzamiento de nuestros productos y servicios", ha sostenido De Felipe.

EXPORTACIONES Y CONTRATACIÓN

Las pymes y autónomos siguen registrando las exportaciones más bajas, si bien en este primer semestre el número de exportadores regulares que realizan ventas por importes inferiores a 5.000 euros y de los exportadores reguladores que venden fuera por valores de entre 5.999 euros y 25.000 euros ya han superado los exportadores regulares de todo 2018.

En este sentido, en Catalunya había 4.053 exportadores reguladores de menos de 5.000 euros en julio de este 2019, y en todo 2018 la cifra ascendió a un total de 3.783.

Según Fepime, las empresas medianas y pequeñas son las que crean más empleo, cerca de un 70%, y lo hacen con contratos indefinidos las micros y las pequeñas en un 61,19%, por encima de las medianas y las grandes, que en el primer semestre del año han aumentado la contratación temporal un 8% y un 7,7%, respectivamente.