El acusado de asesinar a una pareja de 140 puñaladas no reconoce el crimen y alega que era ludópata

El acusado de asesinar a una pareja de 140 puñaladas no reconoce el crimen y ale
EUROPA PRESS
Publicado 01/04/2019 14:46:34CET

BARCELONA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El acusado de asesinar a un matrimonio vecino de sus padres asestándoles más de 140 puñaladas ha declarado en el juicio por jurado en la Audiencia de Barcelona y solo ha respondido a preguntas de su abogado, por lo que no ha sido preguntado directamente por los hechos y solo ha alegado que en esa época era ludópata y que se llegó a gastar en total unos 150.000 euros de sus padres.

Un jurado popular de la Audiencia de Barcelona ha empezado a juzgarle este lunes por presuntamente robar y asesinar al matrimonio, dos sordos de unos 70 años, en noviembre de 2015, para obtener dinero para irse a jugar a las máquinas tragaperras.

En su interrogatorio, la defensa en ningún momento ha hecho alusión al crimen por el que su cliente está acusado, y se ha centrado en preguntarle las circunstancias que vivía en esa época.

El acusado, F.M.G., ha explicado que se había separado de su mujer, que sufría depresión, que tuvo dos intentos de suicidio y que además de ser ludópata, consumía alcohol y cocaína.

Pese a haber recibido tratamiento por su ludopatía cuando estaba casado, y que desde 2004 tenía prohibido entrar en casinos y salas de juego, se dedicaba durante "todo el día" a jugar a las tragaperras, gastándose de media 1.000 euros diarios en juego.

Además, ha explicado que obligó a su madre a vender un piso para destinar el dinero al juego: "Hago que mi madre venda un piso y me gasto todo el dinero".

La Fiscalía pide para él 55 años de prisión por los presuntos delitos de robo con violencia en casa habitada y dos asesinatos con alevosía y ensañamiento perpetrados para facilitar o evitar que se descubra el ilícito anterior.

También reclama una indemnización de 100.000 para cada uno de los dos hijos del matrimonio y otra de 1.555 euros para la entidad a la que vendió las joyas robadas, ya que fueron posteriormente intervenidas.

ACUSACIÓN

Según el relato de hechos de la fiscal, el acusado --de 40 años a fecha de los hechos-- conocía a las víctimas, un matrimonio de avanzada edad y ambos sordos, a través de sus propios padres, igualmente sordos y vecinos de la pareja.

Fruto de esta relación de vecindad, en alguna ocasión ya había pedido prestadas pequeñas cantidades de dinero a la pareja asesinada, pero el 25 de noviembre de 2015 se dirigió al domicilio de las víctimas "movido por el propósito delictivo de obtener un beneficio patrimonial inmediato e ilícito y sabiendo" que estarían solos.

El matrimonio se negó a prestarle dinero y el acusado presuntamente extrajo un cuchillo que llevaba, cortó el cable del teléfono fijo y "de forma repentina y por sorpresa" asestó 43 puñaladas al marido, que estaba sentado en un sillón del comedor.

Se dirigió acto seguido a la mujer, a "la cual abordó antes de que pudiera salir del salón-comedor, llegándole a dar más de cien cuchilladas por diversas partes del cuerpo".

La Fiscalía relata que el acusado fue al dormitorio y cogió joyas de oro que vendió el mismo día del doble crimen y el siguiente, mientras que la policía le arrestó el 27 de noviembre de 2015 y se encuentra en prisión provisional desde que el 30 de noviembre de 2015 lo decretó el Juzgado de Instrucción 3 de Mataró (Barcelona).

Contador

Para leer más