Los acusados de prostituir y violar a menores en Barcelona declaran que los hechos son "mentira"

Imagen de los tres acusados
Imagen de los tres acusados - EUROPA PRESS
Publicado: jueves, 27 junio 2024 16:09

Uno de ellos asegura que una de las víctimas los acusa "porque alguien le ha comido la cabeza"

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los tres acusados de prostituir y violar a menores tuteladas de un centro de la Generalitat en Barcelona han negado los hechos, y han asegurado que son "mentira".

Así lo han dicho en su declaración ante la sección 3 de la Audiencia de Barcelona en la segunda sesión del juicio, en la que han respondido sólo a las preguntas de sus abogados.

Una de las menores conoció a uno de los acusados por Instagram con quien comenzó una relación sentimental y, en varias ocasiones, llevó a dos amigas del centro al piso de un amigo de su novio, donde presuntamente sucedieron los hechos.

En el interior del piso, las menores consumían sustancias que les provocaban un estado de semiinconsciencia, que presuntamente aprovechaban los acusados, e incluso llegaron a ofrecerles dinero a cambio de que mantuvieran relaciones sexuales.

El primer acusado en declarar ha negado haber mantenido relaciones sexuales con las víctimas, ofrecerles drogas o dinero, y ha manifestado que él consumía cocaína, anfetamina y olanzamina, un medicamento que le recetó un médico.

El segundo ha explicado que conocía al acusado que vivía en el piso en el que presuntamente sucedieron los hechos porque vivían en el mismo barrio, y que estuvo en su casa un par de veces.

"Encontré a las chicas allí, y fui porque me estaba tomando una bebida en la calle, llamé al timbre, me abrieron y fui a la habitación. Me tomé una rayita y una copita de ron, solo eso", ha asegurado, y ha negado haber ofrecido droga y haber mantenido relaciones sexuales.

NO SE FIJÓ EN LAS CHICAS

Ha manifestado que está casado, por lo que no se fijó en esas chicas ni tenía interés en ellas, y al ser preguntado por qué una de las víctimas declaró que los tres la violaron, ha dicho: "Porque alguien le ha comido la cabeza, para querer hacernos daño, y mira el tiempo que llevamos injustamente".

Además, ha dicho que fue a tomar drogas en casa de su amigo porque ha tenido dos preinfartos y "no lo quería hacer" en su casa para que su mujer no lo viera.

El tercer acusado ha explicado su relación sentimental con una de las víctimas, y ha sostenido que la relación acabó mal porque no quería seguir con ella: "Supongo que se habrá frustrado porque no quería estar con ella".

Ha declarado que no sabía que ninguna de ellas era menor de edad, ya que "aparentaban ser más mayores", ha apoyado la versión de los otros acusados y ha negado haber tocado a nadie, en sus palabras.

También ha dicho que era consumidor de cocaína y de otras drogas, y al ser preguntado por si esa noche había consumido, ha respondido: "No me acuerdo de lo que hice ayer, me voy a acordar de lo que hice ese día".

BÚSQUEDA Y CAPTURA

El juicio estaba previsto que empezara el martes y se alargara hasta este jueves, pero este tercer acusado --que es el único que está en libertad-- no se presentó a la vista oral y el juez decretó una orden de búsqueda y captura, aunque el miércoles apareció y alegó que se había dormido.

Por este motivo, durante el juicio se ha prescindido de varios testigos para poder acabar el juicio este jueves, como estaba previsto.

INFORMES FINALES

Durante los informes finales, la fiscal ha manifestado que han quedado acreditados los hechos, y que incluso si una de las jóvenes no quería aceptar dinero a cambio de mantener relaciones sexuales, "subían el precio como si fuera una apuesta".

Además, ha garantizado que los acusados pretenden "defender" que las relaciones fueron consentidas y que los acusados sí que sabían que eran menores de edad y que se habían escapado de un centro tutelado.

Por su parte, el abogado de la Generalitat ha explicado que las versiones de las víctimas están "perfectamente acreditadas" y que tienen un grado de compatibilidad con el resultado del resto de pruebas, en sus palabras.

"No tenemos un relato contrario a este para que les puedan ofrecer un relato alternativo", ha dicho dirigiéndose al tribunal, y ha explicado que el relato contrario es una mera negación de los hechos.

Las defensas han alegado que el relato de las víctimas "no es tan claro", han defendido la inocencia de los acusados y han asegurado que a ninguna de ellas se la forzó a hacer nada.

Además, uno de los abogados ha dicho que "de las imaginaciones no se puede acusar a una persona de una condena tan grande", refiriéndose a la pena de seis años por prostitución, ya que los acusados ofrecieron 50 euros a las víctimas si entraban en una habitación con ellos, pero no les dijeron para hacer qué.

Contador

Leer más acerca de: