Altafaj pide no colocarse desde Catalunya en escenarios fuera de la UE y confía en su pragmatismo

Publicado 29/04/2015 16:58:29CET
Amadeu Altafaj
EUROPA PRESS

Advierte de que si no se envía un "mensaje claro" hay riesgo de desaparecer de la agenda europea

BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El representante permanente del Govern ante la Unión Europea (UE), Amadeu Altafaj, ha pedido este miércoles evitar colocarse desde Catalunya en un escenario fuera de la UE, y ha confiado en el pragmatismo de las instituciones europeas para encontrar un encaje a una posible independencia de Catalunya.

"No seamos nosotros los que empecemos a especular con plan B, C, D o Z. No seamos nosotros mismos, si no queremos acabar en alguno de estos escenarios. No los precipitemos", ha advertido en un almuerzo informativo Moment Zero organizado por 'El Punt Avui'.

Altafaj ha argumentado que, pese a las reticencias iniciales que los cambios puedan suscitar entre la diplomacia, Europa acaba respondiendo con pragmatismo: "En general, la respuesta inicial de la UE es la de mirar hacia otro lado, de resistirse al cambio".

Esa es la actitud que, ha dicho, encuentra en la mayoría de sus contactos en Bruselas --que le dicen que se trata de un asunto interno--, aunque ha añadido que también se observa con "perplejidad" la falta de acción política del Gobierno que preside Mariano Rajoy ante la situación en Catalunya.

"Nadie quiere complicarse la vida metiendo el dedo en el ojo al Gobierno español, aunque sí hay cierta estupefacción por su actitud", ha sostenido, y ha opinado que en este tipo de situaciones no sabes quiénes son tus aliados hasta que llega el momento.

Ha remarcado que "Europa acaba respondiendo con pragmatismo", y ha puesto como ejemplo que en la gestión de la crisis se han llevado a cabo actuaciones que inicialmente no tenían base legal y que parecía difícil que hubiera voluntad política para hacerlas, como por ejemplo la creación de un fondo de rescate.

LISTA ÚNICA

Aun así, ha asegurado que el "futuro político de la nación catalana en Europa está antes que nada" en las manos de los catalanes, y ha destacado la importancia de derrotar la indiferencia y enviar un mensaje claro para no desparecer de la agenda europea.

En ese sentido, ha reconocido que la mejor opción de cara a las elecciones del 27 de septiembre era que las fuerzas soberanistas concurrieran en una única lista: "Si tienes lista única con programa establecido y plan para el día después, evidentemente es más claro y legible".

Una vez no ha habido acuerdo para la lista única, Altafaj ha apostado por que los partidos soberanistas hagan "todo lo posible para hacer una suma que sea clara en la que las variables sean mínimas" para que el resultado pueda ser leído internacionalmente.

Sobre la viabilidad económica de una Catalunya independiente, ha dicho que está fuera de duda porque, incluso en las perspectivas más halagüeñas, mejoraría su situación porque, ha dicho, dejaría de sufrir déficit fiscal, y ha indicado que el "punto crítico" podría ser la sostenibilidad financiera de España.