Aprobada la suspensión de licencias en la franja litoral de la Costa Brava

Publicado 17/01/2019 15:16:09CET

GIRONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Territorial de Urbanismo de Girona ha aprobado este jueves la suspensión de tramitaciones de instrumentos de planeamiento y de gestión, y la concesión de licencias de obra nueva en todos los suelos urbanos y urbanizables sin edificar situados en la franja de 500 metros del litoral gerundense y ubicados, principalmente, en terrenos con pendientes superiores al 20%.

Esto se traduce en que no se podrán tramitar proyectos de urbanización ni de reparcelación, y los ayuntamientos tampoco podrán otorgar licencias para iniciar nuevas edificaciones en los sectores y suelos afectados por la suspensión, si bien sí que se podrán tramitar reformas y ampliaciones de construcciones existentes y proyectos que afecten a solares no edificados dentro de los tejidos urbanos históricos, ha informado en un comunicado la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

De este modo, esta moratoria, impulsada mientras el Govern trabaja en la redacción del Plan Director Urbanístico (PDU) de revisión de los suelos no sostenibles en el ámbito litoral gerundense, no paraliza obras de urbanización y de construcción que ya estén autorizadas en los sectores afectados.

Este PDU analizará la ordenación de todos los suelos que aún se podrían urbanizar en los 22 municipios de la costa de Girona pero que no se han llegado a desarrollar, y propondrá un nuevo diseño más sostenible o, si procede, los desclasificará directamente.

"Se trata de una moratoria preventiva para evitar que tiren adelante proyectos que pueden tener un impacto muy grande en el litoral mientras trabajamos en el PDU", ha afirmado el secretario de Hábitat Urbano y Territorio de la Generalitat, Agustí Serra.

El Govern prevé aprobar el avance de este PDU en las próximas semanas, y en ese momento se ampliará la suspensión de tramitaciones y licencias a nuevos sectores y suelos más allá de esta franja de 500 metros de la costa: "Con esta primera moratoria hemos querido priorizar la franja más sensible de los 22 municipios del litoral gerundense", ha añadido Serra.

SECTORES Y SUELOS AFECTADOS

La suspensión aprobada este jueves afecta a un total de 43 sectores de suelo urbanizable, que suman más de 270 hectáreas de superficie y donde se podrían construir más de 3.000 viviendas.

Estos sectores se reparten entre los municipios de Portbou (3), Colera (2), Llançà (4), Port de la Selva (12), Cadaqués (9), Begur (4), Palamós (1), Sant Feliu de Guíxols (3) y Tossa de Mar (4).

La moratoria también afecta a las tramitaciones y licencias en 850 hectáreas de suelos clasificados como urbanos con las mismas características, como la urbanización de la Cala d'Aiguafreda (Begur) y los suelos en el entorno de la urbanización Aigua Xelida (Begur) y alrededor del Far de Sant Sebastià, en Llafranc.