Publicado 07/07/2021 19:13CET

Argimon prepara un plan de mejora de la anticoncepción de mujeres que han abortado voluntariamente

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon.
El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon. - PARLAMENT

Se compromete a trabajar para garantizar la equidad territorial del derecho al aborto

BARCELONA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha avanzado este miércoles que su departamento ultima un plan de mejora de la anticoncepción para mujeres de hasta 29 años en situación de vulnerabilidad y con una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) previa: "Si mejoramos el acceso a los métodos anticonceptivos, conseguiremos bajar los IVE".

En su intervención en una interpelación durante el pleno del Parlament, ha detallado que el plan costará cerca de un millón de euros y que se podrá empezar a aplicar previsiblemente durante el último trimestre de este año, y ha explicado que un 23% de las mujeres que interrumpen voluntariamente su embarazo tienen una segunda interrupción: "Y eso no es bueno".

Interpelado por Laia Estrada (CUP) sobre las interrupciones voluntarias del embarazo, Argimon ha admitido que el derecho al aborto "no está garantizado con equidad territorial", y ha avanzado que se plantean revisar protocolos para que se pueda interrumpir el embarazo mediante tratamiento farmacológico hasta las 12 semanas de gestación --ahora es hasta las nueve-- y que se pueda hacer en un entorno hospitalario.

El conseller, que ha recordado que en 2019 hubo unos 22.000 abortos voluntarios en Catalunya, ha recordado que se debe garantizar también el derecho a la objeción de conciencia --que es individual y nunca institucional--, y ha explicado que el 42% de profesionales no quiere practicar IVE.

Ha detallado que toda la plantilla del Hospital Universitari Arnau de Vilanova (Lleida) es objetora, por lo que el Govern está cerrando un acuerdo para que se pueda abortar en una clínica privada cercana, y ha avanzado que pronto empezarán a hacer IVE en el Hospital de Berga (Barcelona).

Estrada ha advertido de que el derecho a interrumpir voluntariamente un embarazo no está garantizado de forma equitativa en toda Catalunya, y ha criticado que se externalicen abortos instrumentales en clínicas privadas que tampoco están distribuidas de forma homogénea.

La diputada de la CUP ha defendido que las IVE se deberían poder asumir desde el sistema de salud público: "Es inadmisible que se esté permitiendo un negocio encubierto con clínicas privadas", ha recalcado.

SALUD MENTAL

Argimon ha agradecido a la hasta ahora alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), que explicara que deja el cargo por padecer depresión: "El hecho de reconocer que se tiene un problema de salud mental creo que es algo digno de reconocimiento y agradecimiento", y ha recordado que la salud mental es una prioridad en esta legislatura, y aún está estigmatizada.

A su vez, Estrada ha agradecido a Argimon su sensibilidad hacia la situación de Venturós: "Ojalá la hubieran tenido algunos de sus compañeros de consistorio", ha agregado la diputada 'cupaire'.

Contador