Arran pide a los presos no comparecer ante el Supremo para no reconocer su autoridad

Arran presenta en Barcelona su campaña ‘Estripem la baralla'
Europa Press
Publicado 09/01/2019 18:14:00CET

Inicia una campaña para criticar los juicios y la "represión contra el independentismo"

BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de organización de la izquierda independentista Arran, Núria Martí, ha pedido este miércoles a los dirigentes independentistas encarcelados y a los encausados en el proceso del 1-O no comparecer ante el Tribunal Supremo (TS) para no reconocer su autoridad.

"Que no vayan a los juicios. Que no vayan a Madrid, porque si reconocen la autoridad de la justicia española será el conjunto del pueblo el que será juzgado", ha expresado en una rueda de prensa a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), en Barcelona.

Martín ha presentado la campaña 'Estripem la baralla' (Rompamos la baraja), que comenzó el martes en Madrid con una acción reivindicativa ante el Supremo, en la que se produjeron ocho detenciones a su inicio --vaciaron un bote de humo y quisieron encadenarse a la puerta del Alto Tribunal, pero ocho de ellos fueron detenidos--.

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción 11 de Madrid ha acordado este miércoles la puesta en libertad sin medidas cautelares de los ocho miembros del colectivo Arran que el martes fueron detenidos al inicio de la 'performance' de presentación de la campaña, que quiere criticar "un juicio injusto y la represión contra el independentismo".

Martí ha afirmado que se vulneraron sus derechos al ser detenidos y al no permitirles escoger a un abogado e imponérseles uno de oficio, y ha reprochado que se les quiera "imponer una orden de alejamiento del Supremo" antes de comenzar los juicios a los procesados.

La policía incautó el material de la campaña que han presentado este miércoles: una carta en la que se puede ver a los dirigentes de Cs Albert Rivera e Inés Arrimadas con las siglas del Ibex35, otra del PSOE con los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, y del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, con corbatas en las que se puede leer 'GAL', '135' y '155' respectivamente.

AZNAR, RAJOY Y LOS REYES

En otra carta aparecen dibujos de los expresidentes José Maria Aznar y Mariano Rajoy, y del líder del PP, Pablo Casado: el primero lleva una banda de Irak, el segundo un sobre y el tercero una camisa con el águila franquista.

En otra de las cartas se puede ver la marca Vox con dos jóvenes con aspecto ultraderechista que tienen el brazo alzado, en otra se ve a los Reyes y los Reyes eméritos, en una tercera, a los jueces del Tribunal Constitucional Pablo Llarena y Carlos Lesmes y, por último, una carta del Joker.

Con estas cartas de gran tamaño quieren representar que son estos actores los que "dominan e imponen las reglas del juego que llevan a celebrar un juicio injusto e ilegítimo", aunque ha asegurado que se aplican otras formas de represión en el Estado.

"Cada carta es una un engranaje de una partida de vencedores y de vencidos. Las normas están marcadas desde el inicio. Los actores puede colaborar o competir, pero saben cómo está organizada. Como en todo juego se puede jugar al margen de sus normas, ahí entra el Joker, que es la carta del pueblo", ha explicado.

Ha concretado que la movilización popular debe moverse fuera de las normas de juego para "desestabilizar el régimen" teniendo en cuenta que los actores pueden aplicar normas para evitarlo, y ha citado como ejemplo el artículo 155 de la Constitución, por lo que ha llamado a la movilización y la auotoorganización del pueblo contra ello.

Ha insistido en que la represión va más allá del juicio contra los líderes independentistas: "También está en el juicio de la Manada que es la represión contra todas las mujeres o en un desahucio", ha advertido.

Contador