La Autoridad Bancaria Europea (EBA) afirma que ya se tomaron medidas por HSBC en Suiza

Publicado 09/02/2015 21:26:17CET
Luis María Linde
EUROPA PRESS

Reconoce que deben seguir aplicándose medidas para prevenir nuevos casos en el futuro

BARCELONA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Andrea Enria, ha afirmado que ya se tomaron medidas correctoras por la actuación de la rama del banco británico HSBC en Suiza, caso del que este lunes han trascendido nombres de la lista de posibles evasores fiscales que filtró el informático Hervé Falciani a las autoridades francesas.

En declaraciones a la prensa antes de ofrecer una conferencia sobre 'El papel de los bancos en la sociedad' en el Círculo Financiero de la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, ha explicado que se trata de otro caso de escándalo como los que han trascendido en todo el mundo y que afecta a la reputación de la banca globalmente, aunque hay que tener en cuenta que tuvo lugar hace años, y que desde entonces los bancos han "tomado medidas".

Con todo, ha añadido que sigue en pie el deber de gobiernos, empresas y supervisores de seguir actuando para prevenir nuevos casos: "Tenemos un problema que hay que resolver, y es importante que los reguladores y los bancos sean rigurosos para prevenir estos comportamientos incorrectos en el futuro".

En su conferencia, ha repasado la percepción pública negativa que ha acumulado la banca en los últimos años por las malas prácticas comerciales --como la venta a particulares de productos complejos--, los escándalos como el de HSBC en Suiza "motivados por la avaricia" y los rescates de entidades con dinero público, que la población ha visto como una injusticia por la reducción de fondos públicos que se podían haber destinado a otros usos en unos momentos muy complicados de crisis.

BUENA GOBERNANZA Y FUSIONES TRANSEUROPEAS

Contra todo ello, Enria ha abogado por la "buena gobernanza" bancaria, desde la composición de los consejos de administración a sus funciones de control de la actividad comercial, pasando por las remuneraciones de los directivos, ámbitos en los que ya se han iniciado acciones de corrección, aunque ha augurado que todavía queda un largo proceso de cambio de mentalidad, como el que fue necesario para cambiar la visión social de fumar o de conducir después de beber alcohol.

Entre las actuaciones en marcha, ha señalado a la transferencia a los mandos intermedios de las entidades de los nuevos modelos de negocio y ética corporativa, ya que los directivos van y vienen, pero las estructuras intermedias perduran en el tiempo.

Preguntado por la posibilidad de fusiones entre entidades financieras de diferentes países europeos, ha descartado hacer una previsión, pero sí ha apuntado a su papel como supervisor: "Tenemos que asegurarnos de que no hay obstáculos para este proceso, si se da", porque Europa es un mercado único y deben ser posibles las fusiones transeuropeas.

Para leer más