22 de febrero de 2020
 

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 141 millones en tres años para duplicar la capacidad de los depósitos pluviales

Actualizado 28/08/2008 17:06:15 CET

BARCELONA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 141 millones de euros para duplicar la capacidad de los depósitos de retención de aguas pluviales, según aseguró hoy la quinta teniente de alcalde, Imma Mayol, que además adelantó que a partir de 2011 se triplicarán los actuales.

Mayol explicó que las actuaciones previstas en la red de alcantarillado pretenden mejorar el drenaje de aguas residuales y de lluvia, así como aumentar la calidad de las aguas del litoral de la ciudad.

En esta primera fase, hasta 2011, duplicará la capacidad actual, que supera los 400.000 metros cúbicos, lo que equivale a más de 120 piscinas olímpicas;

La segunda fase, a partir de 2011, supondrá un aumento de 424.600 metros cúbicos, por lo que multiplicará por tres la capacidad disponible ahora. Mayol no pudo adelantar, sin embargo, el coste que tendrá esta segunda etapa.

La primera fase consistirá en la construcción de seis depósitos con una capacidad de 333.000 metros cúbicos, un 83 por ciento más que la actual. De los 120 millones de euros que se invertirán para las obras, casi dos tercios --85 millones--, se dirigirán a los depósitos más importantes, los de Carmel-Clota, Prim-Sagrera AVE y Motors. Junto a los otros tres --Can Batlló, Bac de Roda y Urgell-Mallorca--, duplicarán la capacidad actual.

La fase posterior, a partir de 2011, articulará una red de 16 depósitos más, destacando el de Bogatell, de 80.000 metros cúbicos. Cuando esta operación haya finalizado, la capacidad total de los depósitos superará los 1,17 millones de metros cúbicos, lo que equivale a más de 340 piscinas olímpicas.

DEPÓSITOS MIXTOS Y ANTIVERTIDO

En ambas etapas se combinarán los depósitos de carácter mixto y los antivertido. Los primeros se sitúan en las zonas elevadas de la ciudad, para evitar inundaciones, vertidos y contaminación. Los depósitos de Carmel-Clota, Prim-Sagrera, Can Batlló y Urgell-Mallorca serán de este tipo.

Por otro lado, la función de los antivertido se centra en captar el agua al final del proceso y dirigirla al mar, previo paso por la depuradora, y por eso se sitúan en la parte baja de la ciudad. Motors y Bac de Roda, además de 13 de los depósitos que se erigirán a partir de 2011, serán específicamente de este tipo.

Mayol calificó el proyecto de "noticia importante desde el punto de vista ambiental", destacando que desde 2005, el 100 por ciento de las aguas son depuradas antes de ser devueltas al mar, lo que garantiza un ecosistema marino "en buenas condiciones".

"Sólo algunas ciudades como Chicago, Burdeos o París tienen una capacidad mayor de depósitos", destacó la teniente de alcalde, que recordó que en España no hay ninguna infraestructura similar, y únicamente Madrid está construyendo una similar.

MEJORA DE LA RED CONVENCIONAL

Mayol anunció también 38 actuaciones locales "de pequeño formato" en lugares de la ciudad sin red de alcantarillado o de carácter obsoleto o insuficiente, con una inversión de 14 millones de euros. Los distritos de Sants y Horta recibirán las actuaciones más importantes, aunque se prevé hacerlo en todas las zonas de la ciudad.

Además, se realizarán cinco actuaciones en grandes colectores, con 7 millones de euros de presupuesto, para mejorar un alcantarillado que Mayol consideró ya como "bastante bueno". El Ayuntamiento aprovechará las remodelaciones en las calles afectadas para realizar este conjunto de obras en la red convencional.