Actualizado 30/11/2017 18:33 CET

Los ayuntamientos catalanes se sienten "solos" en la lucha contra la pobreza energética

Reunión de la APE con municipios y entidades
APE / TWITTER @APE_CAT

Mundo local y entidades se unen para exigir a empresas que firmen convenios

BARCELONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos catalanes se han sentido "muy solos" en la aplicación de la Ley catalana contra la pobreza energética en sus dos primeros años de vigencia, en los que han tenido que asumir gran parte de las deudas de las familias sin recursos hasta llegar a una situación insostenible a largo plazo, ha explicado en un comunicado este jueves la Alianza contra la Pobreza Energética (APE).

La entidad ha convocado en una reunión a una decena de ayuntamientos de ciudades de Catalunya, junto a asociaciones municipalistas y entidades sociales, en la que han asegurado que se dan "malas praxis" por parte de las empresas suministradoras, como el de cortes en expedientes que están en gestión, según la APE.

Los consistorios han lamentado que la Generalitat no les ha facilitado casi protocolos de actuación ni les ha dado recursos para hacer frente a la aplicación de la norma, ha explicado la entidad, que ha propuesto al ámbito local hacer frente común para defender la aplicación de la norma, que calculan que ha evitado 30.000 cortes de suministros.

En la reunión, los representantes de las instituciones han analizado la aplicación de la ley y han coincidido en reivindicar su vigencia ante la llegada del invierno, ya que la parte de esta ley que fue objeto de recursos del Gobierno central fue solo la de vivienda, y se mantiene la energética.

Han coincidido en la necesidad de que las empresas suministradoras firmen convenios para suprimir las deudas de las familias sin recursos, y que estas no deban pagarse con fondos públicos como en la actualidad.

Han participado en la reunión representantes de Barcelona, Sant Boi de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Sabadell, L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Reus (Tarragona) y Tarragona, así como de la Metropolitana de Barcelona, la Associació Catalana de Municipis (ACM), la Taula del Tercer Sector Social y Ecoserveis.

Para leer más