Barcelona aumenta un 73% las ayudas a menores de 16 años en riesgo durante 2016

Publicado 09/12/2016 12:48:23CET
La teniente de alcalde Laia Ortiz y la concejal Carmen Andrés
EUROPA PRESS

BARCELONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha otorgado en 2016 un total de 18.952 ayudas económicas destinadas a atender a familias con menores de 16 años que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, lo que supone un incremento del 73% respeto a 2015, cuando se alcanzaron las 10.921 prestaciones.

En 2015 se dedicaron 11 millones de euros a este concepto, mientras que este año se ha reservado una partida de 22,6 millones, que ha permitido cubrir casi la totalidad de esta demanda, ha destacado la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, este viernes en rueda de prensa.

Para la concejal de infancia del Ayuntamiento, Carmen Andrés, la subvención de 100 euros mensuales es una herramienta que ayuda a garantizar la igualdad de oportunidades entre los menores y que permite "empoderar a las familias" para que puedan decidir de forma autónoma cómo gestionan los recursos en función de sus necesidades.

Andrés también ha querido "romper clichés" asociados a la pobreza, y ha apuntado que las solicitudes que les llegan van desde un padre de más de 45 años y en paro de larga duración hasta una madre funcionaria con un sueldo mileurista y dos hijos a su cargo.

Ortiz ha asegurado que la renta infantil constituye una de las prioridades del Gobierno de Ada Colau, dado que Barcelona es una ciudad con recursos suficientes como para evitar que haya menores "con carencias severas y por debajo del umbral de la pobreza", según ella.

Además, Ortiz ha advertido de que la recuperación económica "no se está revirtiendo hacia la mayoría de las familias", por lo que ha pedido que se lleven a cabo cambios estructurales como mayores inversiones en partidas como la de educación y la instauración de una renta ciudadana garantizada que permita acabar con el estigma de tener que ir a pedir ayuda.

La Renta 0-16 es complementaria a otras ayudas finalistas como las becas de comedor, y consta de una tarjeta --llamada Barcelona solidaria-- que puede utilizarse para gastos en alimentación, material escolar, de higiene y ropa.

A la hora de otorgar la subvención se tienen en cuenta criterios de renta familiar; estar empadronado en Barcelona; no superar los 16 años; acreditar una situación de necesidad; que haya una convivencia efectiva entre los miembros de la familia, y que las personas solicitantes de la ayuda ejerzan la guardia y custodia de los menores y sean personas físicas en caso de tutela y acogida.