Barcelona se mantiene como la segunda ciudad de España con más VTC, con 2.073

Actualizado 08/07/2019 12:01:26 CET
Protesta de vehícles VTC, en una foto de arxiu.
EUROPA PRESS - Archivo

Madrid supera la cota de los 8.000 coches de Uber y Cabify

MADRID/BARCELONA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Barcelona se ha mantenido como la segunda ciudad de España con más vehículos de alquiler con conductor (VTC), con 2.073 coches, después de Madrid, donde se ha superado la cota de las 8.000 licencias.

Este tipo de vehículos, que dan servicio a plataformas como Uber y Cabify, han disminuido en Barcelona un 9,1% respecto al cierre de 2018 y han crecido un 5% en comparación al de finales de mayo de este año.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) aprobó en mayo el reglamento para regular la actividad de los vehículos con licencia VTC en el entorno metropolitano, que amplía a 60 minutos la antelación mínima para contratar sus servicios ---la Generalitat la había fijado en 15 minutos permitiendo su ampliación--.

En Madrid se sumaban un total de 8.033 vehículo VTC a cierre de la primera mitad del año y se ha disparado así un 22,4% respecto al cierre del pasado año, con lo que ya hay algo menos de dos coches de este tipo por cada taxi circulando por la ciudad.

Madrid copa así más de la mitad (el 52%) del total de licencias de VTC en España, que a la conclusión del pasado mes de junio sumaban 15.306, un 16,6% más respecto a las 13.125 que se contabilizaban a finales de 2018, según la estadística oficial del Ministerio de Fomento.

El crecimiento de este negocio no responde al hecho de que las administraciones estén dando nuevas autorizaciones, sino a las resoluciones judiciales que se fallan fruto del vacío legal que el sector registró entre los años 2009 y 2015.

REGULAR LOS VTC

Asimismo, este aumento tiene lugar a pesar de que cinco comunidades autónomas han aprobado ya normas para regular a los VTC en sus respectivos territorios.

Entre estas comunidades no figura Madrid, cuyo anterior Gobierno regional declinó regular el sector. Las que han optado por hacerlo son Catalunya, Comunidad Valenciana, Baleares, País Vasco y Aragón, y en todas ellas se obliga a pedir uno de estos coches con una antelación mínima para diferenciarlo del servicio de taxi.

En el caso de Valencia, ha perdido una decena de VTC desde que el pasado mes de junio entrara en vigor la nueva normativa, pero las 177 con que cuenta son cuatro más que a comienzos de año.

FUERTE CRECIMIENTO EN ALICANTE

En esta comunidad destaca el caso de Alicante, ciudad en la que Cabify desembarcó hace un año y en la que, pese a la nueva regulación, ha multiplicado por más de tres el número de coches de VTC en lo que va de año, dado que al cierre de junio cuenta con 370, frente a los 108 con que concluyó diciembre.

A pesar de ello, Málaga se mantiene como tercera ciudad con más coches de los que dan servicio a firmas como Uber y Cabify, con 1.488 coches, un 25% más que a comienzos de año. Después se sitúa Sevilla, con 233 VTC, una decena más que a comienzos de año.

Entre las ciudades donde más han aumentado los coches de este tipo en lo que va de año figura también Badajoz, donde al cierre de junio se contaban 223 frente a los apenas catorce de seis meses antes.

En el lado opuesto Soria, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas se mantienen como únicas provincias sin ninguna licencia de VTC, mientras que en Zamora sólo hay una, en Palencia y Jaén cuatro, en Albacete cinco y en Huesca, seis.

Contador

Para leer más