17 de febrero de 2020
 

Barcelona prevé 600 refugiados desde noviembre y los recibirá en el Fòrum

Actualizado 29/09/2015 12:12:51 CET
I.Calbó, A.Colau y I.Ferrer
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Colau viajará a ciudades con experiencia en la acogida el próximo miércoles

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este martes que prevé una llegada a la ciudad de 1.200 refugiados a partir de noviembre, de los que entre 600 y 800 se quedarían en Barcelona y los demás serían distribuidos en el resto de Catalunya, que se recibirán inicial y temporalmente en el edificio Fòrum y luego se derivarán a diversos equipamientos.

Ha avisado en rueda de prensa de que las cifras no son oficiales ya que no las ha facilitado el Gobierno central, sino canales internacionales, pero que por la emergencia de la situación han decidido avanzarse y elaborar el borrador del plan de acogida, que se presentará el viernes en el pleno municipal como medida de Gobierno al resto de grupos, que ya tienen conocimiento de la propuesta.

Colau ha avanzado que viajará probablemente a partir del próximo miércoles a ciudades con experiencia en la acogida de refugiados, como Viena (Austria), Múnich y Leipzig (Alemania), acompañada por una delegación básicamente técnica, con el objetivo de conocer sus procedimientos.

El borrador --que está abierto a aportaciones de administraciones y entidades y que ha contado con la participación de la Guardia Urbana, Bomberos de Barcelona, la dirección de Inmigración y los servicios de emergencias médicos, entre otros--, complementa los servicios municipales ya existentes y prevé la llegada de refugiados afganos, sirios y eritreos.

FASES DEL PLAN

La directora de los Servicios de Urgencias y Emergencias Sociales del Ayuntamiento, Isabel Ferrer, ha detallado que el plan contempla dos niveles de actuación en función de la llegada, un primero en el supuesto de que lleguen no más de 75 personas de golpe, y un segundo superior a 75 o en un flujo constante, en el que se activarían todos los equipamientos y recursos vinculados al procedimiento.

En la primera fase --fase cero-- se prevé trasladar a los refugiados para conocer su estado antes de la fase de recepción, que se llevará a cabo en el edificio Fòrum, y en el que se les ofrecerá atención médica, social y psicológica durante entre 12 y 24 horas, tras las que se les volverá a trasladar.

Tras la recepción en el Fòrum --donde habrá diez equipos de trabajadores sociales--, se les ofrecerá un lugar de acogida en función de sus necesidades --los que necesiten una atención especial irán al Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona-- en diversos equipamientos y edificios tanto municipales como de entidades y órdenes religiosas.

En el espacio de acogida permanecerán previsiblemente entre siete y diez días, durante los que trabajadores sociales y técnicos analizarán la situación de cada uno para elaborar un plan de intervención y de trabajado individual, tras lo que pasarán a un equipo de seguimiento social --habrá cinco-- durante entre seis y 12 meses, en los que se garantizará la cobertura de sus necesidades básicas.

Ferrer ha detallado que prevén que trabajen en el dispositivo entre 75 y 250 profesionales como máximo, según las necesidades, y ha señalado que el presupuesto dependerá del tipo de servicios y de su tiempo de funcionamiento, pero que el máximo calculado es de 50 euros por día y por persona, en el caso de que se utilicen todos los recursos, algo que ve improbable.

El coordinador del plan, Ignasi Calbó, ha señalado que el objetivo es que los refugiados sean "igual que los demás" desde el primer momento y tengan los mismos derechos, y ha resaltado que las cifras son provisionales hasta que se cierren las negociaciones en la UE, pero que esperan los 1.200 a partir de noviembre y que sigan llegando trimestralmente en grupos pequeños.

INTIMIDAD Y PRIVACIDAD

Colau ha destacado que los refugiados necesitarán intimidad, tranquilidad y privacidad por su situación de emergencia y vulnerabilidad cuando lleguen a Barcelona, por lo que sólo profesionales los atenderán al principio, mientras que la ciudadanía podrá colaborar más adelante en la fase de integración.

Ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para garantizar esta privacidad y que los servicios sociales y profesionales puedan atender adecuadamente a los refugiados, y se ha mostrado agradecida por todas las ofertas de ayuda que el Ayuntamiento ha recibido por parte de la ciudadanía, después de que pidiera que colaborara.

CRÍTICAS AL GOBIERNO CENTRAL

Los tres han criticado que el Gobierno central no facilite información a las administraciones acerca del asunto, y Colau ha lamentado la "desinformación absoluta" en la que se encuentra el consistorio, por lo que ha exigido al ejecutivo de Mariano Rajoy que colabore y cuente con las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Ha avisado de que le ha llegado información de que el Gobierno central está tratando de alcanzar acuerdos con entidades no gubernamentales "para rehuir su responsabilidad de administración pública", y le ha pedido que trabaje también para que los Estados europeos garanticen una llegada segura de los refugiados, que ha recordado que ponen en riesgo sus vidas durante su viaje a Europa huyendo de la guerra.

Para leer más