Publicado 03/03/2021 20:52CET

Bargalló asegura que se cerrarán "muy pocos" grupos el próximo curso pese al descenso demográfico

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, compareciendo en el Parlament
El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, compareciendo en el Parlament - PARLAMENT

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, ha asegurado este miércoles que el próximo curso escolar se cerrarán "muy pocos" grupos escolares pese al descenso demográfico, que se plasma en la reducción de la preinscripción de P3 de unos 3.200 alumnos respecto al curso anterior, casi 800 de los cuales en la ciudad de Barcelona.

En una comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament para dar explicaciones sobre el inicio del segundo trimestre lectivo, Bargalló ha admitido que se cerrarán ciertos grupos creados de forma extraordinaria --los ha calificado de "setas"--; otros no se ofertarán de acuerdo con la administración local y también habrá algún cierre por motivos de lucha contra la segregación, por ejemplo en el Baix Llobregat (Barcelona).

El conseller ha reiterado que la apuesta de su departamento es reducir las ratios de forma "casi mayoritaria" de los 25 a los 22 o 23 alumnos por grupo en localidades como L'Hospitalet de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Sitges o Vilanova i la Geltrú (Barcelona), además de la ya anunciada en la capital catalana.

"No aprovecharemos estos alumnos de menos para reducir la oferta, sino para poder mejorar las condiciones de cada centro", ha sostenido, defendiendo que esas bajadas de ratios combatirán la segregación escolar.

REPASO DE CIFRAS

Bargalló ha repasado ciertas cifras para apuntalar la idea de que abrir las escuelas de forma presencial en el segundo trimestre fue "un acierto": por ejemplo, ha dicho que el 1,7% del 1,2 millones de pruebas PCR hechas a la comunidad educativa ha dado positivo, un porcentaje menor al comunitario y ha asegurado que el plan de vacunación por franjas está evitando afectaciones en los centros.

Ha reseñado que el porcentaje máximo de profesorado confinado ha sido del 1,9% en la última oleada de la pandemia, mientras que en otoño fue del 2,4%; el porcentaje de grupos confinados por un solo positivo ha aumentado del 75% en el primer trimestre del curso al 78% en el segundo trimestre.

El absentismo se situó en el 2,4% en el primer trimestre, 0,4 puntos más que en el curso anterior, y 543 docentes, 20 más que en el curso pasado, se dedicaron a la atención domiciliaria de 781 alumnos.

Ha cifrado en 8 millones de euros el presupuesto destinado a material de seguridad, una cifra que aumentará en 11 millones más, y ha asegurado que las directivas de ventilación han funcionado "de manera clara" para evitar el contagio en el aula.

La Conselleria ha repartido 44.651 conectividades para alumnos, el 100% de las previstas, 66.719 ordenadores para profesores, el 93%; se han servido unos 108.000 ordenadores para alumnos, el 50% del total.

Bargalló ha asegurado que el plan de transformación digital de centros avanza a un ritmo de 100 escuelas por semana, mientras que antes de la pandemia se actuaba en 100 centros por curso.

También ha dicho que se han producido 8.162 nuevas incorporaciones de personal docente y técnico docente, un 8,5% de aumento con respecto al curso pasado.

La oposición ha reprochado a Bargalló "falta de autocrítica"; desde Cs, Joan García ha defendido la educación concertada, Eva Granados del PSC ha echado en falta que el conseller reconociera el esfuerzo económico del Gobierno central, la portavoz de los comuns, Jéssica Albiach, ha pedido que no se cierren líneas de la pública, y el 'cupaire' Vidal Aragonès ha lamentado la precariedad laboral en el sector educativo.