Bcomú quiere dificultar el acceso a juegos de apuestas para prevenir adicciones

26M.- Bcomú Quiere Dificultar El Acceso A Juegos De Apuestas Para Prevenir Adicciones
EUROPA PRESS
Publicado 21/05/2019 19:20:03CET

Plantea crear un bus-dentista, un teléfono de apoyo emocional y una tarjeta para personas cuidadoras

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Bcomú quiere que el Ayuntamiento de Barcelona trabaje para dificultar el acceso a juegos de apuestas, tanto en espacios físicos como digitales, con el objetivo de prevenir adicciones, ha anunciado este martes el número dos de la candidatura, Joan Subirats, junto a la décima en la lista y comisionada de Salud, Gemma Tarafa.

Plantean que el Ayuntamiento no acepte patrocinio de empresas de apuestas en eventos o actividades e incluir en la planificación urbanística elementos para evitar la "multiplicación" de estos espacios, han explicado en rueda de prensa sobre medidas del ámbito de la salud que quiere promover la candidatura de Ada Colau si revalida la Alcaldía.

También defienden bloquear el acceso a los servicios de apuestas en Internet en la red de los edificios municipales y bibliotecas públicas e impulsar programas de prevención en escuelas, ante un aumento de la preocupación sobre adicciones a estos juegos y apuestas, sobre todo en adolescentes.

Además, han anunciado la intención de la candidatura de BComú de crear un bus centrado en la salud bucodental que visite escuelas, coordinado con la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) y el Institut Català de la Salut (ICS), para impulsar medidas de prevención desde la infancia.

Tarafa ha destacado que el dentista municipal para personas derivadas de servicios sociales ha atendido desde que abrió hace cinco meses a 700 personas --con 2.600 visitas--, y ha recordado que el pleno aprobó recientemente crear un dentista municipal con precios reducidos abierto a toda la ciudadanía: "Es un gran hito del que estamos muy satisfechos".

Subirats ha dicho que aspiran a llegar a 36.000 personas al año con este nuevo dentista municipal --el 12% de los barceloneses no tiene acceso a estos servicios--, y ha resaltado que también quieren asegurar que 500 niños y niñas accedan anualmente a la salud bucondental para prevenir futuros problemas.

También proponen crear una tarjeta para personas cuidadoras, para dar reconocimiento a esta condición --una de cada cuatro personas en la ciudad desempeña funciones cuidadoras, aunque muchos no se reconocen como tal--, y plantean que esta tarjeta ofrezca ventajas en servicios de centros de salud a los que se debe acudir habitualmente --como el aparcamiento y la cafetería-- y descuentos en servicios y ocio, algo que está por detallar.

SALUD MENTAL

Han recordado que durante este mandato han promovido un pionero Plan de Salud Mental, y han apostado por abrir puntos de educación emocional en los distritos para prevenir problemas en este ámbito y ofrecer apoyo, además de crear un teléfono dirigido a personas que tienen o creen tener trastornos mentales.

Subirats ha defendido que este teléfono de apoyo emocional funcione las 24 horas y esté coordinado con servicios sanitarios de la ciudad y el ICS, y ha recordado que ya existe el servicio del Teléfono de la Esperanza, dirigido especialmente a personas en situación de crisis: "No nos gustaría sustituir nada", ha garantizado.

PETICIONES A LA GENERALITAT

Quieren presionar a la Generalitat desde el Consorci Sanitari de Barcelona --del que forman parte ambas administraciones--, para que incorpore en su cartera el dentista, al igual que el de podología --el Ayuntamiento lo ofrece a personas vulnerables--, entre otros: "El CatSalut debe tener el servicio de odontología en su cartera de servicios. Es tan importante como la traumatología y la cardiología", según Tarafa.

Han garantizado que el Ayuntamiento trabajará para reservar suelo para centros sanitarios que necesitan ampliarse o mejorarse, entre los que han citado el Hospital Clínic, el de Vall d'Hebron y el del Mar, así como el CUAP Magòria, el CUAP y el CAP de Horta y cuatro CAP más: el del Raval Nord, el de Fort Pienc, la Verneda y Congrés.

Tarafa ha asegurado que está demostrado que "el código postal pesa mucho más que el código genético" en el ámbito de la salud, y ha defendido que las políticas sociales en salud van dirigidas a revertir estos indicadores y a reducir las brechas de desigualdades en este ámbito.

Contador