Boi Ruiz acusa a la oposición de "confundir" a los usuarios y pide un Pacto de Salud

Publicado 17/06/2015 11:08:09CET
El conseller de Salud, Boi Ruiz, en el pleno del Parlament
EUROPA PRESS

"Lleves camiseta, bermudas o corbata, en los centros se atiende a todos por igual"

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha acusado este miércoles a los grupos de la oposición de "confundir" a los usuarios de la sanidad pública con sus declaraciones, y les ha emplazado a aprobar un Pacto Nacional de Salud sin ideologías y con el máximo consenso, con el objetivo de que resista a cualquier gobierno.

Durante su intervención en el pleno monográfico sobre salud que se celebra este miércoles en el Parlament, Ruiz ha negado que se haya producido ninguna privatización desde 2011, y ha criticado que ERC, PSC e ICV-EUiA "dijeran al final de su gobierno que la austeridad era necesaria y ahora solo critiquen los recortes".

"Eso genera confusión y desconfianza en los ciudadanos, a quienes no les deben importar los estatutos del Hospital Clínic de Barcelona ni el Consorcio de Lleida", ha dicho, y ha instado a los grupos parlamentarios a centrar el debate en el funcionamiento y mejora del sistema y no en los reproches políticos.

Ha lamentado que la oposición espere "solucionarlo todo con un pleno monográfico y se niegue a negociar un Plan Nacional de Salud", paralizado en la Comisión de Salud del Parlament por falta de consenso de los grupos, y ha apelado a reclamar de forma unánime una mejor financiación para el sistema sanitario catalán.

Sobre este asunto, ha recordado que Catalunya arrastra una deuda de más de 5.000 millones de euros en concepto de inversiones iniciadas por el gobierno tripartito: "Invirtieron pensando que habría un mejor escenario político, pero no ha sido así y ahora debemos pagar mucho tocho y no lo podemos invertir en salud".

UN 24% MENOS DE PRESUPUESTO

Ruiz ha dicho que "si el sistema ha aguantado una reducción del 24% del presupuesto es gracias a la fortaleza del sistema y sus profesionales y usuarios", por lo que ha justificado que el modelo sanitario catalán no tiene ningún problema y que la oposición hace creer que sí para obtener rédito político.

También ha rechazado que se trate diferente a los usuarios en función de si disponen o no de recursos económicos: "Lleves camiseta, bermudas o corbata, en los centros se atiende a todos por igual. No hay diferencia de resultados en función de localizaciones ni clases sociales".

Sobre los gestores sanitarios, Ruiz ha defendido que son "honestos y altamente reconocidos dentro y fuera de Catalunya", y ha asegurado que los informes de la Sindicatura de Cuentas que apuntan a irregularidades en algunos centros no se pueden relacionar con la corrupción, sino con una legislación arcaica que no permite margen de maniobra.

Para leer más