Actualizado 25/11/2008 15:06 CET

Bolonia.- Samitier insta a los alumnos a abandonar la ocupación antes de la toma de posesión del nuevo rector el jueves

Los estudiantes anuncian una "toma pacífica y contundente" de más espacios del edificio

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El rector en funciones de la Universitat de Barcelona (UB), Josep Samitier, instó hoy a los estudiantes a abandonar la ocupación antes del próximo jueves, fecha en la que el rector electo Dídac Ramírez tomará posesión de su cargo en la universidad.

En rueda de prensa, Samitier descartó la posibilidad de desalojar a los alumnos a la fuerza, porque esta opción "en vez de solventar problemas, los incrementa". En este sentido, recordó que el rectorado ofreció a los jóvenes quedarse en la universidad sólo hasta el lunes para que durante el fin de semana pudieran elaborar conjuntamente sus propuestas.

Samitier reafirmó el comunicado emitido ayer por el Comisionado de Universidades de la Generalitat y la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) --que agrupa a todos los rectores catalanes-- en el que ya se anunció que se dialogará con los alumnos cuando éstos desocupen las facultades.

El comunicado ha causado cierto malestar entre los estudiantes porque en él se les consideraba una "minoría", así como por no reunir un consenso entre todos los firmantes, según aseguraron fuentes de los estudiantes. Samitier negó hoy que el consenso de ese comunicado entre los diferentes rectores provocara disconformidades. "Absoluta unanimidad", dijo tajante.

"Estaría muy satisfecho de que terminara la ocupación antes de que entrara el rector", dijo Samitier, y añadió: "Tengo la esperanza". "No creo que sea el mejor método para expresar opiniones", lamentó. Los estudiantes consideran que el rector saliente "se ha portado bien" en cuanto a la interlocución que está realizando.

ESTRATEGIAS

Samitier recomendó a los estudiantes que busquen vías para participar en el sistema. "No me gustaría llegar a la conclusión que no se quiere solventar problemas, sino generarlos", dijo. Anunció que en todo momento se ha controlado el edificio y que se han podido desarrollar las actividades académicas en las facultades de Filología y Matemáticas y la Biblioteca.

Samitier aclaró que la sociedad catalana ya ha manifestado su opinión a través del Parlament, aun así recordó a los alumnos que siguen abiertas las vías de diálogo sobre algunos aspectos de la aplicación de Bolonia.

"No puede ser que un referéndum de estudiantes vincule a los profesores e incluso al Parlament", sentenció el rector en su negativa a aceptar una consulta vinculante sobre Bolonia. Respecto a los expedientes abiertos por la UAB a 31 estudiantes, Samitier no quiso opinar por considerar que pertenecen a otro centro, pero pidió "ser muy respetuosos" con estos expedientes.

"No diría que no ha habido voluntad de representatividad de los estudiantes", afirmó sobre la inclusión de los alumnos en el proceso de adaptación a Bolonia. No obstante, apuntó el "desconocimiento de la sociedad" de lo que es el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

TOMA CONTUNDENTE

Los estudiantes, lejos de explicar que la ocupación va a menos, comentaron que la pasada noche un total de 450 personas pernoctaron en el edificio histórico de la UB, y otras 300 asistieron a sus asambleas, según datos de los estudiantes. Anunciaron que están definiendo una estrategia de "toma pacífica y contundente" de más espacios en el edificio histórico de la UB.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Coordinadora de Asambleas de Estudiantes, Hugo Alvira, concretó: "Nos estamos planteando instalarnos en más espacios e ir dificultando el paso", ya que argumentó que ahora les falta espacio y esgrimió que "los canales de debate y diálogo están fracasando".

Alvira, criticó el comunicado emitido ayer por la ACUP, ya que "enciende los ánimos". Por ello, los alumnos están dispuestos a seguir con la ocupación de la facultad de Pedagogía de la UB y la del Raval en los próximos días.

AIDIÓS A SAMITIER

El rector saliente calificó hoy de "positiva" su gestión de la universidad, especialmente en lo relativo a la puesta en marcha del proceso Bolonia, a la proyección internacional de la UB, a la reordenación del campus y la investigación.

El rector anunció que el déficit acumulado de la universidad que se estima para final de año es de 91,7 millones de euros, a lo que apuntó un "extraordinaria contención" del gasto, con un ahorro de 15 millones de euros.

Samitier se quedará en la universidad para profundizar en actividades de investigación y docencia, según anunció hoy.