Actualizado 02/02/2010 15:09 CET

Los Bomberos afrontan 60 incidencias anuales en el Metro de Barcelona

Incorporan dos vagonetas desmontables para actuar más rápido en los túneles ferroviarios

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Bomberos de Barcelona intervienen anualmente en 60 incidencias del Metro, como pequeños incendios en los pozos de ventilación provocados por hojas secas, salvar a personas que se precipitan en la vía y fallos eléctricos. El cuerpo totaliza 15.400 incidencias anuales en la ciudad, explicó hoy el jefe de los Bomberos, Joan Pedreny.

Para actuar más rápido en túneles ferroviarios, los Bomberos han incorporado dos vagonetas desmontables que alcanzan los 16 kilómetros por hora. Consisten en una plataforma que puede transportar a seis bomberos equipados, y que circula con una palanca de gobierno y dos motores eléctricos de 24 voltios, alimentados por dos baterías que le dan una autonomía de 30 kilómetros.

Una está adaptada para circular en vías de ancho internacional (1.435 milímetros) y puede servir para todas las líneas de Metro excepto la L1, Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) excepto la línea de mercancías del Puerto y AVE. La otra, preparada para ancho ibérico (1.668 milímetros), sirve para la L1 y el tren convencional de Renfe.

Las vagonetas, de fabricación inglesa, pesan 227 kilos y van desmontadas en cajas diseñadas en Catalunya. Estarán en el parque central, situado provisionalmente en el parque de Joan Miró, o en el de Zona Franca. Los Bomberos calculan que desde los parques hasta el punto más lejano tardan un máximo de 40 minutos en acudir a la estación más próxima a la incidencia, bajar las piezas desmontadas hasta el Metro y montarlas.

En rueda de prensa, Pedreny explicó que la idea surgió tras el último accidente importante de la red, que ocurrió el 31 de octubre de 2004, cuando un tren con pasajeros que salía de la estación de Penitents colisionó con uno estacionado en la vía de entrada de las cocheras de Sant Genís, lo que causó 69 heridos.

Desde entonces el cuerpo y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) "mostraron su preocupación para mejorar el proceso de intervención en incidencias", y la compañía del Metro decidió adquirir las dos vagonetas, que han costado 18.000 euros cada una. Tomó el ejemplo del Metro de Berlín, y se ha quedado una tercera para formación y hacer mantenimiento.

El director General de Metro, Sebastià Buenestado, destacó que, más allá del coste, las vagonetas supondrán una ventaja en tiempo de reacción, ya que hasta ahora los bomberos siempre accedían a pie. Sobre el 60% de la plantilla --343 bomberos-- ya han recibido formación para usarlas. Sin embargo, fuentes de los Bomberos dudaron de que se puedan usar en incidencias que impliquen mucho humo o en condiciones muy adversas.

EL PARO REDUCE USUARIOS

En relación al descenso de 14,8 millones de viajeros de Metro en 2009 en relación al año anterior, un 3,9% menos, Buenestado lo atribuyó al descenso de la movilidad obligada que ha supuesto el aumento de parados, y que en la capital catalana ya superan los 100.000. A ello se le añade el corte de algunas líneas en verano por obras.

Buenestado destacó que la bajada es generalizada en el resto de redes de Metro de España, y citó que Madrid "baja mucho", y también lo hacen Bilbao y Valencia.