4 de junio de 2020
 
Publicado 07/05/2015 12:51:53 +02:00CET

Caen un 31% los robos a joyerías catalanas

BARCELONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Los robos, atracos y estafas a joyerías y relojerías de Catalunya en 2014 han descendido un 31% respecto al año anterior, pasando de 230 a 159 casos, lo que a su vez representa una caída del 30% desde 2010, cuando se produjo un pico de siniestros en plena crisis económica.

En rueda de prensa, el presidente del Colegio Oficial de Joyeros, Orfebres, Relojeros y Gemólogos de Catalunya (Jorgc), Francesc Fayos, ha explicado que la reducción de siniestros se ha producido gracias a la puesta en marcha hace cuatro años del Sistema de alerta avanzada entre el colegio y los Mossos d'Esquadra, ya que ha permitido incidir en la prevención.

El presidente del Jorgc ha destacado que "la prevención es la manera más efectiva de llegar a una reducción de la siniestralidad" y ha agradecido la comunicación directa de los colegiados con la policía, que permite que los delitos, en muchos casos, queden frustrados en su inicio.

De hecho, este 2014 han logrado, gracias a este sistema, que ha supuesto un "punto de inflexión", evitar siete actuaciones de bandas organizadas, una de ellas un robo por el método del 'butrón', que consiste en agujerear una pared desde una habitación colindante para acceder al lugar que se quiere robar.

Concretamente, este último año se han reducido los robos violentos un 49%, de 51 casos a 26; un 67% los ataques a transportistas y representantes, de 9 a 3; y 35% los robos, de 74 a 48, y un 15% las estafas y hurtos, de 96 a 82, --que representan el 52% de los casos--.

El Sistema de alerta avanzada se creó conjuntamente con los Mossos en 2011 y consiste en que los establecimiento puedan dar aviso a la policía de comportamientos presuntamente delictivos --personas sospechosas, matrículas de vehículos sospechosos, 'modus operandi'-- y situaciones de riesgo, a través de unos formularios específicos.

SATISFECHOS

Fayos ha valorado que están "satisfechos, pero no contentos" ya que siguen produciéndose robos en sus establecimientos, y ha indicado que el grado de especialización de los ladrones es menor y que muchos grupos son oportunistas.

De hecho, ha explicado que ahora la mayoría de las bandas que actúan --siempre con cierto grado de premeditación-- son ahora de origen latinoamericano, cuando hace unos años eran del este de Europa, y que los casos más graves son los 'butrones' y las actuaciones de estas bandas.

Sin embargo, los casos más numerosos son los hurtos, por ejemplo aprovechando el descuido en las tiendas cuando un falso comprador finge querer comprar una pieza, y las estafas, que suele ser por uso de tarjetas falsa, contratos incumplidos o hacer pasar por buenas joyas o piedras preciosas falsas.

Ha admitido que cuando se producen estas últimas estafas puede ser por una falta de profesionalidad, aunque ha asegurado que en general "no falta profesionalidad en el sector".

El vicepresidente David Vendrell ha añadido que, además, las compañías aseguradoras cada vez exigen más medidas de seguridad a los establecimientos y esto les hace ser "más conscientes" en la necesidad de la prevención.

Al preguntársele si el miedo al atraco puede hacer bajar las ventas, ha asegurado que "no hay inseguridad en la calle", por lo que no es este el motivo, si no que ya no se lleva tanto como en otras épocas lucir 'joyas espectáculo', si no que se usan más las joyas funcionales.