Publicado 27/06/2020 16:22:30 +02:00CET

Calvet visita las últimas obras de cierre del depósito del Garraf y la restauración paisajística

Trabajos de la última fase de la clausura y restauración paisajística del depósito controlado de residuos de Vall d'en Joan, en el Garraf (Barcelona), entre Begues y Gavà
Trabajos de la última fase de la clausura y restauración paisajística del depósito controlado de residuos de Vall d'en Joan, en el Garraf (Barcelona), entre Begues y Gavà - GENERALITAT DE CATALUNYA

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, ha visitado este sábado los trabajos de la última fase de la clausura y restauración paisajística del depósito controlado de residuos de Vall d'en Joan, en el Garraf (Barcelona), entre Begues y Gavà.

Ha dicho que el depósito "está culminando su retorno a la naturaleza y al uso público" con estas obras, que cuentan con una inversión de la Agència de Residus de Catalunya (Arc) de más de 33,4 millones de euros, según un comunicado del Govern.

Calvet ha explicado que en los años 80 había en Catalunya 2.000 vertederos pero que se ha conseguido reducir la cifra a unos 25 actualmente, "fruto de una constante política de gestión de residuos".

Por eso ha destacado un esfuerzo de las administraciones en "seguir administrando bien" la política de residuos: con reutilización, reducción, reciclaje y también infraestructuras, como esta, en fase de cierre.

CORRESPONSABILIDAD CIUDADANA

También ha pedido corresponsabilidad ciudadana para separar los residuos, para favorecer su "correcta gestión", ya que aún se depositan el 35% de los residuos generados en Catalunya, mientras que la UE ha determinado que en 2030 solo puedan llegar el 10%.

Además, ha defendido que la clausura de depósitos como el del Garraf y la restauración paisajística del lugar que han ocupado permite evitar emisiones de CO2, ya que los vertederos emiten metano y CO2.

El depósito controlado de Vall d'en Joan, de titularidad del área Metropolitana de Barcelona (AMB), está cerrado desde 2006, y desde 2018 se restauran 40 hectáreas de la parte superior, pero las obras habían quedado pendientes en 2010 por falta de fondos.

Contador