Actualizado 12/04/2012 22:14 CET

Catalunya alerta de que el Gobierno ha recortado 48 millones de la Ley de Dependencia

Josep Lluís Cleries
EUROPA PRESS

El conseller Cleries reclama el pacto fiscal para "atender bien" a los ciudadanos

MADRID/BARCELONA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Josep Lluís Cleries, ha alertado este jueves de que el Gobierno ha recortado 48 millones de euros de la Ley de Dependencia, por lo que ha reclamado "medidas urgentes" para compensar esta merma presupuestaria.

En declaraciones a los medios antes de participar en el Consejo Territorial de Dependencia celebrado en Madrid, Cleries ha admitido estar "preocupado" por este recorte y ha avanzado que reclamará al Gobierno acciones concretas en este sentido.

El conseller ha destacado que "mientras la Generalitat está cumpliendo con la aplicación de la Ley, el Estado ha modificado de forma unilateral su aportación del nivel acordado, incumpliendo así con sus obligaciones".

Este "nivel acordado", cuantificado por Cleries en 48 millones de euros, corresponde a la cuantía acordada a través de un convenio bilateral entre el Estado y las distintas comunidades autónomas a partir de criterios como la población dependiente, la dispersión geográfica, la insularidad y el número de inmigrantes retornados, entre otros factores.

Además de este acuerdo bilateral, la Ley prevé que Estado y Generalitat sufraguen a medias el coste de la dependencia, una balanza que se ha "desequilibrado" ya que el Gobierno solo ha pagado el 20% del total.

"Mientras se va reduciendo la implicación del Estado, nuestras obligaciones siguen siendo las mismas, lo que deja a la Generalitat en una situación de indefensión, ya que debemos seguir atendiendo a los ciudadanos", ha añadido Cleries, recordando que en 2011 los dependientes han aumentado un 40%.

Según ha destacado el conseller, este recorte lleva a una situación de "inviabilidad económica", por lo que ha instado al Ministerio a que ponga sobre la mesa medidas urgentes, que logren un sistema sostenible.

Asimismo, Cleries ha indicado que espera que el Estado "no dimita de sus responsabilidades" y haga frente a esta situación de recorte, para la cual se ha manifestado sentirse preocupado.

EL MINISTERIO "INCUMPLE" LA LEY

El conseller ha destacado que "mientras la Generalitat está cumpliendo con la aplicación de la Ley, el Estado ha modificado de forma unilateral su aportación del nivel acordado, incumpliendo así con sus obligaciones".

Este "nivel acordado", cuantificado por Cleries en 48 millones de euros, corresponde a la cuantía acordada a través de un convenio bilateral entre el Estado y las distintas comunidades autónomas a partir de criterios como la población dependiente, la dispersión geográfica, la insularidad y el número de inmigrantes retornados, entre otros factores.

Por ello, ha destacado el ministerio "está incumpliendo" con la Ley al poner a cero el nivel acordado, en al menos cinco artículos de la misma, y que así se lo ha trasladado a la titular de la cartera, para que conozca la situación. Así, ha indicado que si esta situación se ratifica en los presupuestos, denunciarán este inclumplimiento por parte del Estado.

En este sentido, el conseller ha aprovechado para reclamar un pacto fiscal para Catalunya, ya que, en su opinión, "se hace evidente" que Catalunya necesita este pacto ya que las regiones que disponen de concierto económico han manifestado que no tienen ningún problema para desarrollar la Ley.

"Catalunya reclama un pacto fiscal para atender bien a sus ciudadanos, ya que los servicios sociales no son un tema secundario sino prioritario", ha aseverado el conseller.

Por otro lado, ha resaltado que la ley de la dependencia está orientada a la dependencia cuando debe estar orientada a la autonomía personal, por lo que ha reclamado un "cambio de paradigma", que en Catalunya ya se está produciendo.

Finalmente, el conseller ha indicado que en la reunión ha apelado a la homogeneización de los servicios sociales, para los que Catalunya tiene competencias exclusivas a las que "no piensa renunciar", ha concluido.