Un millar de médicos se plantan ante Salud para pedir "más calidad y menos precariedad"

Actualizado 27/11/2018 17:17:29 CET
416444.1.500.286.20181127115442
Vídeo de la noticia

No descartan ampliar la huelga si el viernes no han llegado a un acuerdo

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) 

Cerca de 1.500 médicos y trabajadores de la atención primaria del ICS y de la sanidad concertada, según los organizadores, han llevado las reivindicaciones de la huelga de esta semana en una concentración ante la Conselleria de Salud de la Generalitat, al grito de "más calidad, menos precariedad".

En la segunda jornada de paros, han hecho sonar pitos, vuvuzelas, petardos y megáfonos ante la sede del departamento, y en la protesta se ha gritado '¡Pelay dimisión!', dirigiéndose a la secretaria de Salud, Laura Pelay, que sustituye a la consellera Alba Vergés durante su permiso por maternidad.

La protesta, que se ha iniciado a las 11 horas, ha tratado de entrar en la sede del departamento sin éxito, y tras la negativa de éste de que un cargo recibiera a una representación de los concentrados, han transformado la concentración en manifestación y han cortado la Travessera de Les Corts.

Los manifestantes han avanzado hasta la Gran Via de Carles III, por donde han subido hasta cortar la Diagonal en el cruce con esta vía, y se han sentado en el suelo al bajo el lema de 'A tí también te afecta', 'Vaga, vaga, la Primaria ya no traga' y 'Volem més temps pels nostres pacients'.

Hacia las 14.00 horas han disuelto la manifestación, dirigiendo un aplauso a los coches que estaban parados, y dándoles las gracias, a la vez que han sido aplaudidos por transeúntes que se han parado a animar a la protesta.

REPRESENTANTES SINDICALES

En declaraciones a los medios, el secretario de atención primaria del ICS de Metges de Catalunya, Óscar Pablos, ha reclamado que la administración les escuche: "Fijemos de una vez cuál es la cantidad máxima de trabajo que un facultativo puede aportar en una jornada", que se les dote de un tiempo mínimo para atender al paciente y de un límite de población a cargo.

"Estamos pidiendo poder hacer el trabajo con calidad y no poner en riesgo a nuestros pacientes", ante lo que ha apelado al ICS y a la Conselleria a que les dé apoyo y logren entenderse, afirmado que se plantean ampliar la huelga más allá del viernes si no se llega a un acuerdo con las negociaciones.

Al ser apelados sobre afirmaciones del portavoz de JxCat Eduard Pujol, que afirmó que los médicos se preocupan por cuestiones que no son esenciales, ha respondido que se preocupan por dotar de calidad el acto médico.

Ha asegurado que lo que piden a Pelay es que se acerquen las posiciones, ha afirmado, y a la pregunta de si mantendrán la huelga si el viernes no han logrado un acuerdo, ha respondido: "Absolutamente sí" porque no pueden quedarse de brazos cluzados, y ha asegurado que si se reúnen este martes será con voluntad de diálogo pero sin renunciar a poner este límite.

El presidente del sector de hospitales concertados de MC, Xavier Lleonart, ha afirmado que se plantearán de alargar la protesta si no se logran mejoras: "Estamos en una situación tan o más precaria" que el ámbito público, ha dicho, y ha lamentado que desde la concertada no cuentan con interlocutor.

Esto se debe a que las patronales La Unió, CAPSS y ACES aprobaron un convenio colectivo "con medidas puramente económicas, sin tener en cuenta la calidad asistencial" con otros sindicatos --sin acuerdo del mayoritario en los médicos-- y creen que ya está todo negociado, ha dicho, a lo que les responden que están en pie de guerra.

Este convenio no garantiza "cosas mínimas que son necesarias e imprescindibles", como la calidad asistencial y la reposición de material, y ha alertado de que las listas de espera están 'in cresciendo' y que los profesionales se sienten maltratados, explotados y que no pueden formarse, además de ponerse en riesgo la seguridad del paciente.

Ha respondido a Eduard Pujol: "Seguramente él se tendría que preocupar de las retribuciones que cobran los gestores sanitarios" desproporcionadas en muchos casos, superando el sueldo del presidente de la Generalitat y con incrementos durante la crisis.