Colau está "muy orgullosa" de la Guardia Urbana y subraya su vocación de servicio

Amadeu Recasens, Ada Colau, Evelio Vázquez y Jordi Samsó
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2018 18:28:05CET

   La alcaldesa preside la entrega de 191 medallas de antigüedad y personal jubilado del cuerpo

   BARCELONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este martes sentirse "muy orgullosa" de la Guardia Urbana y de su alto nivel profesional, y ha subrayado que el cuerpo está preparado para afrontar los nuevos tiempos con su vocación de servicio característica.

   En su intervención en el acto de entrega de medallas de antigüedad y personal jubilado de la Guardia Urbana en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, ha asegurado que el trabajo de los agentes ayuda a que la ciudad sea "más segura y humana".

   "Se trata de la generación de agentes que ha vivido la mayor transformación de la ciudad en las últimas décadas", ha destacado Colau, que ha reconocido que el ámbito de la ciudad acostumbra a ser ingrato, ya que sólo se aborda cuando hay problemas, lo que, a menudo, invisibiliza el trabajo de prevención.

   En este sentido, ha admitido el aumento de los delitos, los hurtos y el narcotráfico en la capital catalana, aunque la primera edil ha afirmado que los agentes de la Guardia Urbana han actuado con la "máxima profesionalidad y responsabilidad" ante esta situación.

   "Seguiremos trabajando para que Barcelona tenga la mejor Guardia Urbana. Moderna y preparada", y ha dicho que las bases del cuerpo deben ser la atención al territorio, la proximidad y la transparencia, así como estar preparados para cualquier reto que pueda venir.

191 MEDALLAS

   En total, se han entregado 191 medallas, 69 de las cuales corresponden a agentes que tienen una antigüedad de 25 años, 75 que han cumplido 35 años en el cuerpo, y a 50 personas jubiladas.

   El intendente de la Guardia Urbana, Artur Salinas, ha asegurado que el momento más difícil que ha vivido en el cuerpo ha sido el atentado yihadista del 17 de agosto de 2017: "Me produjo rabia, impotencia, pero, también, orgullo. Trabajamos junto a los ciudadanos para dar la respuesta necesaria".

   Salinas ha estado más de 41 años al servicio de la Urbana, cuerpo en el que entró en 1977, para hacerse cargo de la vigilancia del museo Etnológico, y en 1992 alcanzó la categoría de intendente y ha prestado servicio en Recursos Humanos, y las unidades territoriales de Sant Andreu, Sants-Montjuïc, Sarrià-Sant Gervasi, en la Sala Conjunta de Mando y en la Prefactura.

   Al acto, que coincide con el 175 aniversario de la Guardia Urbana, también han asistido el comisionado de Seguridad de Barcelona, Amadeu Recasens; el jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez, y el gerente de Seguridad y Prevención, Jordi Samsó.

   También han acudido el concejal del PDeCAT en el Ayuntamiento Jordi Martí; el de Cs Santiago Alonso; el de ERC Jordi Coronas, y la edil del PSC Carmen Andrés.