Colau plantea un "acuerdo estable de izquierdas" en Barcelona en un debate con alcaldables

26M.- Colau Plantea Un "Acuerdo Estable De Izquierdas" En Barcelona En Un Debate Con Alcaldables
@AQUICUNI
Publicado 02/05/2019 11:19:39CET

   Collboni replica a Colau que ella rompió el acuerdo con el PSC y Maragall quiere abordarlo

   BARCELONA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Barcelona y candidata a la reelección, Ada Colau, ha apostado por que en la ciudad gobierne un "acuerdo estable de izquierdas", y ha lamentado que el alcaldable de ERC, Ernest Maragall, y el del PSC, Jaume Collboni, no aclaren con quién pactarían después de las elecciones municipales del 26 de mayo.

   Ha lanzado esta propuesta este jueves en un debate en la Ser Catalunya con Maragall, Collboni, la 'número dos' de JxCat, Elsa Artadi, y los alcaldables con apoyo de Cs, Manuel Valls; por el PP, Josep Bou, y la CUP Capgirem, Anna Saliente.

   Maragall no dejado claro con quién pactaría, pero sí ha resaltado que ERC concurre a las elecciones desde la centralidad y el republicanismo y que se encontrará en esta línea con todas las fuerzas que quieran jugar, y ha añadido sobre Colau: "Espero que podamos conversar en este sentido" y avanzar en un compromiso real sobre libertad y democracia.

   Colau ha dicho que parece que Maragall prefiere pactar con la candidatura de JxCat, liderada por el exconseller encarcelado Joaquim Forn, y con Artadi como 'número dos', y ha recordado que gobiernan juntos en la Generalitat, con un ejecutivo que Maragall ha defendido y que está ahogado por la aplicación del 155 y de forma financiera y normativa, según él.

   Collboni ha replicado que fue BComú quien rompió el acuerdo de gobierno con el PSC, algo que hizo por el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución --apoyo que ha justificado Collboni--, y Colau le ha criticado por no aclarar si pactaría con la candidatura del exprimer ministro francés: "Con Valls hará el 155, no arreglará los alquileres ni subirá el salario mínimo".

   El socialista ha dicho que Maragall practica un 'Pujolismo 2.0' porque culpa al Gobierno central de los problemas de los ciudadanos, y ha criticado que hable como si no hubiese formado parte del Govern, desde el que cree que no se ha hecho nada con la excusa del independentismo, porque el proceso es la antítesis de progreso: "Maragall viene a pintar de amarillo la ciudad, y Colau ha sido la muleta del independentismo".

   Valls ha advertido ante eventuales alianzas: "Los pactos de izquierda nos llevarían otra vez a un tripartito", y ha pedido evitar acuerdos con los comuns por su balance de mandato, y con quienes quieren hacer de Barcelona una palanca del independentismo, y apostar por un cambio que, según él, sólo puede lograr alguien con experiencia en seguridad --él fue ministro de Interior en Francia y quiere acabar con el 'top manta' en 90 días--.

   Sobre el 155 y la situación en Catalunya, Bou ha remarcado que aplicar la ley no es represión, porque una ley democrática no puede reprimir, en sus palabras, tras lo que Artadi ha replicado que "con Franco también había ley".

   Bou ha resaltado que su proyecto para Barcelona se centra en el crecimiento económico, porque lo cura prácticamente todo, según él, que ha avisado: "Para que sea posible, Colau, con su populismo, y Artadi y Maragall, con su separatismo, hay que meterlo en el cajón de la historia, cerrarlo para que no salga nunca más, y lanzar la llave al mar".

   Saliente ha sostenido que es surrealista hablar de pactos progresistas con un partido del 155, en referencia al PSC, y ha dicho que, mediante los pactos, se verá si se quiere seguir en una línea de continuidad o hacia una de transformación de la ciudad.

VIVIENDA, SEGURIDAD Y "SUPREMACISMO"

   Los alcaldables han centrado parte del debate en la vivienda, asunto sobre el que Colau ha garantizado: "Quien nos conoce, sabe que nadie hará más que nosotros para garantizar la vivienda en Barcelona", aunque ha recibido críticas del resto de candidatos, también Bou, que ha propuesto convertir bajos de edificios en viviendas.

   También han abordado la seguridad, y Saliente ha advertido de un discurso de alarmismo irresponsable y lo ha vinculado a la extrema derecha, a lo que Valls ha replicado: "La extrema derecha es la señora De Gispert, que acaba de recibir un reconocimiento de la Generalitat después de unas palabras supremacistas", en referencia a la invitación de Núria de Gispert a la dirigente de Cs Inés Arrimadas a volver a Cádiz.

   "Hay un discurso supremacista que viene de parte del independentismo. Eso es extrema derecha y es supremacismo", ha aseverado Valls, palabras que Maragall le ha exigido retirar, porque el independentismo catalán no es supremacista, ha aseverado el republicano, algo en lo que ha coincidido Artadi, aunque ha pedido centrar el debate en Barcelona.

Contador