Los colegios de médicos de Girona y Barcelona apoyan la protesta y piden más recursos

CAP Manso de Barcelona durante la huelga de médicos
Europa Press
Publicado 26/11/2018 18:40:52CET

BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos de Girona (COMG) y el de Barcelona (COMB) han mostrado su apoyo a la protesta de médicos de atención primaria del Institut Català de la Salut (ICS) y los ambulatorios y hospitales de la red concertada del Sistema Sanitari Integral d'utilització pública de Catalunya (SISCAT), y han reclamado más recursos.

El presidente del COMB y del Consejo de colegios de médicos de Catalunya (CCMC), Jaume Padrós, ha afirmado que la huelga es "la manifestación de un gran malestar acumulado", y que reclaman poder trabajar con dignidad y calidad, ha explicado en un apunte en Twitter el colegio.

Ha considerado que son necesarios más recursos y reforzar la atención primaria, dando herramientas de organización a los equipos: "Si no, llegaremos a un colapso en poco tiempo", ha asegurado.

También ha pedido a la ciudadanía "comprensión, solidaridad y paciencia" durante la huelga, y ha confiado en que se llegará a un acuerdo de consenso.

En un comunicado este lunes, el COMG ha afirmado que el sector "no puede seguir manteniendo su eficiencia a costa de las pobres condiciones laborales de sus profesionales médicos".

"La actual situación de falta de recursos e inversiones, el agotamiento profesional y la ausencia de ninguna reforma estructural u organizativa de peso han abocado al colectivo a pedir soluciones por una vía que no gusta al colectivo médico", ha asegurado el colegio, que ha pedido valentía a las partes y que se logren vías de solución al conflicto.

PRECARIEDAD

Ha explicado que entiende y comprende la situación que ha llevado a muchos médicos a hacer esta huelga, y ha enumerado malas condiciones laborales, con precariedad, pérdida de poder adquisitivo de los sueldos y sobrecarga asistencial, que se han acumulado en los últimos años y "no podían llevar a ningún otro desenlace".

Ante esto, el colegio de Girona ha reclamado un aumento de la financiación del sistema sanitario público y que éste sea "justo con sus profesionales médicos", a la vez que ve necesarios cambios organizativos que mejoren la autogestión y aumenten el peso de la asistencia primaria en el sistema.