Cs registra una moción que pide al Parlament declarar "ilegal" el 1-O

Pleno del Parlament (Archivo)
Europa Press - Archivo
Publicado 01/10/2018 17:16:00CET

Acusa a los organizadores de dar apariencia democrática a lo hecho en un "despacho en penumbra"

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo de Cs en el Parlament ha registrado este lunes una moción que pide a la Cámara declarar "ilegal" el 1-O y las declaraciones de independencia del 10 y del 27 de octubre por estar amparadas en las leyes del referéndum y de transición democrática suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC).

"Los días 6 y 7 se septiembre de 2017 fueron los días más negros para la democracia en Catalunya de los últimos cuarenta años", comienza el documento al que ha tenido acceso Europa Press y que relata cómo en el pleno de esos días no se permitió consultar al Consell de Garanties Estatutàries sobre ambas leyes.

El grupo de Cs considera que en aquel pleno se llevó a cabo "un catálogo de verdaderas aberraciones jurídico-políticas que recordaron los momentos más oscuros de la historia europea del siglo XX".

Por eso, pide al Parlament que, votando uno de los puntos de la moción, exprese su "profundo rechazo por el golpe de estado a la democracia" y proclame que la ley y las sentencias de los tribunales atañen a todos los ciudadanos incluidos los representantes políticos.

En el aniversario del 1-O, pide que el Parlament reconozca que "el supuesto referéndum del 1 de octubre y los intentos de declaración de independencia de los días 10 y 27 de diciembre" se realizaron al amparo de las leyes aprobadas en ese ese pleno y suspendidas después por el TC.

"El supuesto referéndum del día 1 de octubre y las declaraciones de independencia derivadas, así como todo intento de reconocer o implantar sus supuestos resultados, son ilegales, antidemocráticos y carecen de valor alguno en nuestro ordenamiento jurídico y de toda legitimidad democrática", concluyen.

En otro apartado del documento, exigen que la Cámara se comprometa a respetar las sentencias de los tribunales y las normas democráticas --concretamente, la Constitución, el Estatut, las leyes de desarrollo estatutario y el Reglamento del Parlament--.

Además, pide al Parlament "restaurar su lugar institucional y dignidad" como máximo órgano de representación de los catalanes, ya que, según sostiene, le han retirado a los grupos sus funciones obstruyendo el normal funcionamiento de la Cámara.

El martes hay un pleno para abordar el dictamen de los letrados sobre la suspensión de diputados y, a continuación, el Debate de Política General, pero la moción se debatirá y se votará en el siguiente pleno que se convoque.

HECHOS DEL 1-O

En la efeméride del 1-O, definen aquella jornada como una votación convocada "ignorando radicalmente la legislación y la distribución de competencias aplicables, para intentar dar una apariencia de democracia a lo que había sido en verdad una decisión tomada por unos pocos en un despacho en la penumbra".

Recuerdan que para poder gestionarla el Govern creó la Sindicatura Electoral de Catalunya nombrando a miembros de este órgano que no tuvieron "ni la decencia ni el coraje para presentarse ante la Cámara" y señalan que uno de ellos fue ella actual vicepresidente del Parlament, Josep Costa.

"Prefiguraron, así, el carácter fantasmagórico de este organismo. Se nombró a unos apellidos sin rostro", critican y también reprochan al Síndic de Greuges, Rafael Ribó,que no actuara contra lo que consideran un atentado a los derechos de los diputados.