Las cuatro víctimas del caso Maristas declaran a puerta cerrada una hora y media

Empieza el juicio contra el exprofesor de Maristas sin alcanzar un pacto de conf
EUROPA PRESS
Publicado 25/03/2019 14:00:30CET

BARCELONA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las cuatro presuntas víctimas del exprofesor de gimnasia de los Maristas Joaquín Benítez han testificado en el juicio en la Audiencia de Barcelona durante poco más de una hora y media, en una comparecencia que se ha hecho a puerta cerrada.

Lo habían solicitado las partes y la Sección 21 de la Audiencia lo acordó porque "los hechos objeto de acusación tienen una connotación social que puede llegar a ser estigmatizadora, además de gravemente atentatorios a la intimidad y dignidad de la persona y se habrían producido siendo las víctimas todavía menores de edad".

Las familias de los menores no han podido estar presentes en la sala, y estas declaraciones se han hecho con una mampara para impedir que los testigos pudieran tener ningún tipo de contacto visual con el acusado.

FOTOGRAFÍAS EN LOS PASILLOS

Durante la declaración a puerta cerrada de las víctimas, un hermano marista ha estado realizando fotografías en el pasillo de acceso a la sala de juicios al periodista de 'El Periódico de Catalunya' Guillem Sánchez que publicó el caso, tal y como ha podido ver Europa Press.

Este periodista ha avisado a los Mossos d'Esquadra porque el marista le ha admitido que le había fotografiado y está prohibido captar imágenes en los pasillos del tribunal.

La policía catalana le ha identificado e instado a borrar las fotografías captadas, en las que aparecía el periodista y otras personas que estaban en el pasillo, aunque el marista ha asegurado que no las había enviado ni difundido.

El padre de una de las víctimas, Manuel Barbero, que estaba en el mismo pasillo, ha asegurado que denunciará lo ocurrido en una comisaría de Mossos por si las fotografías han sido difundidas o compartidas, o por si se han almacenado en algún dispositivo y pueden usarse de forma ilícita.

PINTADAS

En la fachada de la escuela Maristes Sants-Les Corts han aparecido este lunes pintadas con mensajes como 'Encubridores', 'Pederastas', 'No hay perdón' y 'Lo sabíais', entre otros, que han empezado a cubrir.

El coordinador del Equipo de Protección a la Infancia de Maristas Catalunya, Raimon Novell, ha defendido que los abusos se dan de forma oculta y es difícil identificarlos: "Los Maristes no hemos ocultado. Cuando hemos conocido (presuntos abusos) hemos utilizado la vía jurídica" y si está esta agotada pueden plantearse otros caminos, ha explicado en un vídeo publicado este lunes por la institución y recogido por Europa Press.